La firma de los jeans ha vuelto a cotizar en Wall Street con una subida de 35% y los ojos de los inversionistas están puestos en lo que consideran un muy generoso programa de responsabilidad social.

  • 22 marzo, 2019

Un debut a lo grande tuvo Levi Strauss en Wall Street. Las acciones de la compañía estadounidense se dispararon casi 35% desde que esta semana comenzaron a cotizar en la Bolsa de Nueva York.

Con ello, la firma de los jeans vale hoy 8.500 millones de dólares y además de ser una marca universalmente reconocida, con un crecimiento constante de ingresos y ganancias, es también una empresa que destina parte importante de sus recursos a programas de responsabilidad corporativa, social y ambiental, lo que ha sido fuertemente debatido por los inversionistas. Hay quienes creen que debiese recortar esos gastos, mientras que otros estiman que gracias a todo eso, la demanda por los Levi’s sigue en pie tras 150 años de historia.

En diferentes foros, los analistas bursátiles han dicho que si bien la inversión en sustentabilidad y beneficios tiene sentido comercial ahora, podría ser más difícil de defender si las ventas y las ganancias disminuyen más adelante.

Levi’s se ha comprometido públicamente a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para 2025 y está invirtiendo en mejorar la vida de los trabajadores en las fábricas donde se produce su ropa. La compañía se mostró a favor del control de armas, y fue una de las primeras defensoras de los derechos de sus empleados homosexuales y VIH positivos. Levi’s también ofrece un generoso postnatal de hasta 16 semanas para las nuevas madres y ocho semanas para los padres adoptivos.

La firma está orgullosa de estas medidas y de hecho las promocionó como una de sus ventajas competitivas en la información que compartió con los inversionistas y el regulador de valores de Estados Unidos. “En todos los aspectos de nuestro negocio, nos involucramos en un enfoque comercial de ganancias a través de principios y nos esforzamos constantemente por establecer estándares más altos para nosotros y para la industria”, según la presentación.