Esta semana la agencia federal de redes alemana inició las obras para la instalación de la 5G bajo el mandato de Angela Merkel de no excluir a ninguna empresa o actor del proceso, informó la agencia de noticias DPA.

  • 19 marzo, 2019

Sin prisas, pero sin pausas, la agencia federal de redes alemana inició esta semana el concurso para otorgar las obras de instalación de la futura red de telefonía móvil 5G. Jochen Homann, presidente de la entidad reiteró el mandato de la canciller Angela Merkel de no excluir a ninguna empresa o actor del proceso y anunció al mismo tiempo que la ley alemana reforzará la seguridad de las redes.

“Huawei es un proveedor de equipos importante, que ya estaba presente en nuestras anteriores redes, será difícil ignorar a empresas así y no es lo que queremos”, añadió Homann.

Según informó la agencia de noticias DPA, Alemania subastará 41 bloques de frecuencias a cuatro operadores: Deutsche Telekom, Vodafone, Telefónica/O2 y 1&1/Drillisch. Huawei no participa en esta parte del proceso, pero en su calidad de fabricante de material –igual que su competidor chino ZTE– ya proporciona infraestructuras, principalmente antenas a esos operadores, y espera continuar haciéndolo en el despliegue de la 5G.

Huawei es líder en esta nueva generación de telefonía e internet móvil y Estados Unidos considera que esa empresa es parte del aparato de inteligencia chino, una tesis que países como Australia, Japón y Nueva Zelanda ya consideran, por lo que excluyeron a los fabricantes de equipamiento chino de sus procesos para desplegar la 5G.

Según DPA, Estados Unidos está presionando a Alemania, la primera economía europea para bloquear a Huawei. Su embajador envió una carta al ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, amenazando con revisar los acuerdos de cooperación en información y ciberseguridad y además el gobierno alemán ha debido soportar numerosas críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump por su superávit comercial, bajo gasto militar y compra de gas ruso.

Según la revista alemana Der Spiegel, los expertos en seguridad del servicio exterior alemán, también tiene dudas sobre Huawei.