Más dinámico de lo normal estuvo el mercado inmobiliario durante 2015. La entrada en vigencia del IVA a las propiedades nuevas en enero de 2016, motivó a las empresas y a los consumidores a agilizar sus decisiones de venta y compra. Una realidad que benefició a Paz Corp, pero que según su presidente, Juan Pablo […]

  • 26 mayo, 2016

paz-corp

Más dinámico de lo normal estuvo el mercado inmobiliario durante 2015. La entrada en vigencia del IVA a las propiedades nuevas en enero de 2016, motivó a las empresas y a los consumidores a agilizar sus decisiones de venta y compra. Una realidad que benefició a Paz Corp, pero que según su presidente, Juan Pablo Armas, no fue el único fenómeno que empujó la creación de valor de la compañía. “También fue positivo el conjunto de buenos proyectos que logramos entregar, así como el hecho de que nuestros clientes tuvieron acceso a créditos hipotecarios a tasas históricamente muy atractivas”, dice.

La empresa se abocó el año pasado a bajar de estructura, a través de proyectos atractivos que fueron bien recibidos por sus clientes. “La compañía alcanzó altos niveles de eficiencia y sólidas economías de escala y, además, los proyectos cumplieron con sus presupuestos tanto en ventas como en costos”, agrega Armas.

Para el ejecutivo, 2016 es un año de desafíos. Dada la alta base de comparación de 2015, su opinión es que el mercado tenderá a ajustarse. Al respecto, plantea que están preparados para enfrentar un nuevo ciclo. “Uno debe tener la capacidad para mirar este negocio con una perspectiva de largo plazo, es la única manera de asegurar una rentabilidad adecuada para el negocio en el tiempo. Lo importante es tener estructuras livianas y eficientes, junto a un balance lo suficientemente sólido que permita navegar tranquilamente los distintos ciclos del mercado. A eso nos hemos abocado intensamente los últimos años”, dice. •••