Como hombre de confianza de Julio Ponce, Patricio Contesse Fica hoy tiene dos misiones: por un lado, permear la cultura de SQM en CAP, tras su ingreso la semana pasada al directorio de Invercap, y ser la bisagra en SQM entre los chinos de Tianqi y Grupo Pampa.
Ilustración: Ignacio Schiefelbein

  • 26 abril, 2019

Eran las 17 horas del martes 16 de abril cuando Patricio Contesse Fica recibió en su teléfono la confirmación de su ingreso al directorio de Invercap. El también vicepresidente de SQM y “hombre de confianza” de Julio Ponce, fue el protagonista ausente de la junta de accionistas de la empresa acerera: se encontraba fuera de Chile cuando fue confirmado como nuevo director de Invercap.

Fiel a su estilo, el abogado (35 años) mantuvo silencio sobre su incursión. Pero entre quienes votaron por él como director independiente sabían a qué llegaba. La versión más oficial es que junto a los hijos de los controladores de la minera sumarán fuerzas para inaugurar una nueva etapa en CAP. Para sacarle trote, de la mano de la nueva generación.

Detrás de la llegada del segundo de los cinco hijos del histórico gerente general de SQM a Invercap hubo varios meses de conversaciones, cálculos, análisis e historias, cuentan sus protagonistas. Una de estas, y que fue recurrente: en los 80, un joven ingeniero forestal de nombre Patricio Contesse González asumía como gerente general interino de CAP por algunos meses.

El ingreso de Contesse junior a Invercap no estuvo exento de polémica. Desde que en el mercado se supo que Julio Ponce estaba detrás de la acerera, las acciones de la sociedad se dispararon 141% en el año: el mercado daba por sentado una guerra por el control de esa sociedad. Pero otra vez Contesse Fica no dijo nada. Y tampoco hubo guerra.

Según quienes participaron de las tratativas para conseguir los votos, detrás del apoyo al ingreso de Contesse Fica al directorio está la voluntad de revalorizar CAP, cuyo mayor accionista es Invercap, con un 31,32% de las acciones. Con ese porcentaje, la sociedad es capaz de influir significativamente en la firma, a pesar de no tener el control. La entrada del hombre de Ponce al directorio, según dicen, ayudará a permear la cultura de crecimiento de SQM, en la adormilada CAP.

Abogado de profesión y muy cercano al controlador del Grupo Pampa, Julio Ponce, Contesse Fica es un hombre que no acostumbra a comentar sus movimientos. Tampoco lo que piensa. Quienes han trabajado con él, dicen que apenas habla de su familia o se refiere a sus intereses personales. De su vida privada se sabe poco. Hombre discreto, de amigos muy contados y reacio a participar de eventos sociales, nunca va a las juntas de accionistas de las sociedades en las que participa a no ser que sea estrictamente necesario. Su vida gira en torno a su trabajo, su familia y la iglesia presbiteriana, de la que, al igual que su padre, es parte. Le gusta leer biografías, dicen quienes lo conocen, y de vez en cuando va al gimnasio. Escapa de la prensa, evita ser fotografiado y desconfía de los periodistas.

Por eso sorprendió cuando a principios de abril, SQM envió un comunicado informando del fin de su animosidad con la china Tianqi, donde fue la primera vez Contesse Fica salió a hablar públicamente. “Concluimos un acuerdo que creemos contribuirá a la estabilidad de la gobernanza de SQM en beneficio de todos sus accionistas. Esperamos que este acuerdo haya dejado nuestras diferencias en el pasado y enfoquemos nuestras energías de cara al futuro en apoyar a SQM, a su administración y a su directorio”, dijo en su calidad de vicepresidente de la minera no metálica en un documento que fue negociado y firmado por las dos partes, tras un viaje relámpago a China.

También sorprendió el contenido: la pelea entre Grupo Pampa y Tianqi en 2018 fue dura. Julio Ponce recurrió a todas las instancias legales para impedir que su competidora asiática en el mercado del litio entrara a la propiedad de SQM, pero finalmente la decisión del TDLC dio el vamos a la transacción con algunos requisitos. Así, en diciembre del año pasado, Tianqi compró el porcentaje de Nutrien en SQM en 4.070 millones de dólares y entró oficialmente a la compañía chilena.

El comunicado que anunció la paz –momentánea, pues el acuerdo tiene una extensión de un año– entre Ponce y la compañía china fue un hito.

Dicen quienes conocieron las tratativas, que en el deshielo de las relaciones entre Ponce y Tianqi, la visión del hijo del ex gerente general de SQM por 25 años, fue preponderante. Consideraba que los asiáticos ya estaban adentro de la compañía, que no había nada que hacer al respecto y que, al igual como lo habían hecho antes con la canadiense PCS, lo mejor era conocerse mutuamente y aprender a convivir. Así de simple. Pero nada de fácil.

Al cierre de esta edición, la junta de SQM ratificaría al vicepresidente de Grupo Pampa, Patricio Contesse Fica, en su cargo, con la venia de los chinos de Tianqi.

Viaje a Chengdu

Entre el 1 y el 3 de abril, en su rol de vicepresidente del Grupo Pampa estuvo en Chengdu, donde se ubican las oficinas centrales de Tianqi. Iba con el encargo de liderar el proceso que permita a ambas partes trabajar coordinadamente. Llevaba una oferta de acuerdo, que consideraba protocolos y mecanismos de actuación conjunta por un año entre las dos partes. Y lo recibió el propio presidente de la firma asiática, el multimillonario 148 de la lista china de Forbes, Weiping Jiang.

En esa corta estadía, además de reuniones en Chengdu con la directora de la compañía, Vivian Wu, Contesse conoció los dos yacimientos más importantes de la firma en territorio chino: Shehong, en Sichuan; y Zhangjiagang en Jiangsu. En Chengdu, el propio Weiping Jiang entregó a Contesse una descripción general del negocio y le anunció que nombraría a los tres directores que les corresponde con miras a la junta de accionistas de este mes (el 25) en SQM: George de Bourguignon, presidente de Asset Chile, director de Latam Airlines y Embotelladora Andina; Francisco Ugarte, socio del estudio Carey y Cía.; y Rober J. Zatta, ejecutivo estadounidense con “más de cuatro décadas de experiencia en negocios globales”, según dijo Tianqi en un comunicado.

“Este es un primer paso para reestablecer las confianzas después de un duro 2018. No somos amigos, por eso este acuerdo dura un año y está todo abierto, pero fue un muy buen primer acercamiento para trabajar en conjunto por el bien de la compañía”, explica una fuente de la empresa que conoció las tratativas. 

La mano de Ponce

Fue en septiembre de 2011 que Patricio Contesse Fica ingresó a las filas de Julio Ponce cuando asumió como gerente general de Nitratos y Potasio, además de director de Norte Grande y Pampa Calichera. Entonces tenía 28 años. En estos últimos ocho años, el hijo de Patricio Contesse González y Bernardita Fica Concha ha sido director de Norte Grande, Oro Blanco, Pampa Calichera, Potasios, Nitratos y en abril de 2013, por primera vez se sentó en el directorio de SQM. Un hito de su paso por las Cascadas fue la capacidad para refinanciar la deuda de las sociedades aguas arriba de SQM.

También jugó un rol crucial en el proceso de venta que abrió Oro Blanco para enajenar un porcentaje de Pampa Calichera en 2015, que finalmente no prosperó. Fue en ese entonces cuando el abogado estrechó su relación con el ex presidente de la CPC, Rafael Guilisasti, actual presidente de Pampa. Y tras el ingreso de Alberto Salas, también ex presidente de la CPC, a la cabeza de SQM tras el acuerdo con Corfo en abril de 2018, Contesse Fica también ha ido formando una relación de confianza que perdura hasta hoy.

Con Julio Ponce, dicen quienes conocen a ambos, ha ido forjando un vínculo de mutua confianza, que lo tiene hoy como el enviado del empresario en sus misiones más difíciles.

Otro de los cercanos al ex controlador de SQM es el abogado Sebastián Oddo, litigante que comenzó a trabajar con Julio Ponce en 2014, cuando fue multado por la CMF (ex SVS) en el caso Cascadas. Aunque es varios años mayor, se aprecian mutuamente, dice una persona que conoce a ambos. Contesse también fue sancionado en esa oportunidad, pero tal como ha sido la tónica con todos los involucrados en el caso Cascadas, el Tribunal Constitucional falló a su favor. La sanción de 60.000 UF podría reducirse, de ser ratificada por los tribunales.

Aunque siempre ha dicho a sus cercanos que estudiar Derecho fue algo que simplemente “surgió”,  Contesse Fica fue un alumno destacado en la PUC, especialmente los últimos años de su carrera, cuando decidió centrarse en el área corporativa. Su primer empleo fue en fusiones y adquisiciones en el estudio Barros&Errázuriz, tras esa incursión, vendría su ingreso a las cascadas.

Operación Cap

Si bien en la operación de ingreso a Invercap no existe un pacto de actuación conjunta con los actuales controladores de la acerera, la versión que repiten los actores involucrados que dieron el vamos al ingreso de Contesse Fica es que se busca modernizar la empresa de manera conjunta. 

Los otros participantes de esta “alianza” son Roberto de Andraca Adriasola (49 años) y Juan Enrique Rassmuss Raier (54 años), hijos de los dos más poderosos accionistas de la minera. Ambos decidieron concentrarse en la firma, tras la muerte de Rassmuss padre en 2016 y la salida de De Andraca padre en 2017. Pero los votos determinantes para que Contesse Fica entrara a Invercap vinieron de Fernando Reitich, ex presidente de CAP, quien dejó la compañía en 2018 y desató una fuerte disputa por el no pago de una bonificación, el que tras reunirse con Julio Ponce una semana antes de la junta, decidió apoyar su “misión” en la compañía.

El nuevo bloque llega a Invercap con un diagnóstico claro: hoy SQM vale en bolsa cuatro veces más que CAP hace 20 años, cuando la situación era prácticamente inversa. La última vez que las dos compañías tuvieron un valor de mercado parecido fue en diciembre de 2010. Desde entonces, SQM la supera con creces.

Por eso a quienes conocían de este proyecto, le hizo sentido que al término de la junta de accionistas, De Andraca Adriasola dijera a la prensa que “la experiencia que traen de Soquimich es siempre bien valiosa. CAP tiene un plan claro de diversificación, que no incluye ni litio ni cobalto, sí cobre y oro, pero ellos tienen una experiencia importante en optimización de producción e innovación”, dijo.

Se especulaba que la movida buscaba generar una compañía “sinérgica”, dadas las altas reservas de cobalto que tiene CAP, mineral que, junto con el litio –abundante en SQM–, es clave para el desarrollo de las baterías eléctricas. Pero no. El negocio del hierro sigue siendo visto como la principal actividad de la compañía. “Un cambio de esa envergadura en la estrategia no está contemplado”, dicen fuentes cercanas al nuevo directorio de Invercap.

En el directorio de la sociedad, Contesse Fica se encontrará con un viejo amigo: el abogado José María Eyzaguire, quien representa las acciones de Rassmuss y que por años fue el abogado de la canadiense PCS, con quien Ponce peleó codo a codo el control de SQM. Contesse Fica y el socio de Claro & Cía se han enfrentado varias veces; su último round, de hecho, fue el año pasado, cuando Grupo Pampa intentaba frenar la venta del 24% de SQM en manos de Nutrien a la china Tianqi.

Una persona que conoce a ambos dice que pese a las continuas pugnas, las dos se respetan y saben trabajar bien en equipo. “Son parecidos en su capacidad de escuchar, poner sus intereses muy en claro y negociar”, dicen cercanos.