En Chile todos quieren tener una SUV, pero el 68% de este tipo de vehículos es de tracción simple. Ahora Chevrolet impone una visión distintiva y ofrece una SUV con tres corridas de asientos, muy familiar, con verdaderas capacidades de todoterreno.

  • 6 diciembre, 2018

La tendencia de los SUV, en el mercado automotor, ha sido tan avasalladora, que varios de sus valores originales se han perdido en el camino. Antes eran auténticos vehículos todoterreno y hoy en Chile, hasta el 68% de estos autos cuenta con tracción simple. 

Chevrolet apuesta al origen con un modelo que destaca por su espíritu práctico, capacidad de carga y pasajeros (tres corridas de asientos) y una competente tracción 4×4, con caja de transferencia de mando electrónico, además de motor diésel y transmisión automática de seis relaciones: la nueva Chevrolet Trailblazer.

En su exterior exhibe los valores de las soluciones técnicas de su interior: robustez y seguridad en la ruta, un vehículo que brinda confianza y rescata el espíritu SUV con una apuesta potente, precisa en la conducción y cuya suspensión se comporta firme en carretera y confortable en terrenos difíciles. Ideal para familias aventureras.

Es claro que el foco de sus desarrolladores está en transmitir confianza a su conductor para superar cualquier desafío, con la familia completa en ello. Bien equilibrada en peso, su movimiento es controlado y preciso. En su interior, excelente equipamiento: sistema MyLink con Apple CarPlay y Android Auto, pantalla de 8” táctil y un GPS con mapas de ocho países son solo algo de su equipo en esta área.

Sus argumentos provienen de un motor Duramax, de 2.8 litros, diésel con turbocargador; que es capaz de entregar 200 caballos de fuerza, con 500 Nm de torsión. Esto garantiza que siempre habrá fuerza para superar obstáculos. Su transmisión automática facilita su conducción, lo mismo que su sistema de asistencia, control de descenso y de estabilidad.

Un producto que vale la pena probar, sobre todo porque es honesto, bien construido y regresa al verdadero concepto de SUV: un auto aventurero que recupera el espacio familiar tradicional. 

Competidores

Inmersa en el extraordinariamente competitivo segmento de SUV de tres corridas de asientos, la Chevrolet Trailblazer enfrenta a no tantos competidores, principalmente por su capacidad, motor y sus siete plazas:

Toyota Fortuner: es también un SUV de tradición, con la fiabilidad que se ha sabido ganar la marca japonesa. Es competidor directo tanto en plazas como en motorización diésel.

Mitsubishi Montero Sport: superventas y en un momento tendencia, este rival japonés cuenta con un ciclo de vida algo más largo, aunque sigue siendo un favorito en SUV grandes.

Kia Sorento: otro SUV favorito de la familias chilenas, es el más vanguardista en términos de diseño, mas no cuenta con tantas capacidades off road.