Hacía tiempo que el dueño de las panaderías Le Fournil, el empresario francés Jerome Reynes, estaba con la inquietud de fabricar un pan de molde ultra premium para distribuirlo en los supermercados. Pero no sabía si hacerlo él o asociarse con algún empresario que tuviera una panificadora… Pues bien, desde que conoció la fábrica de […]

  • 23 marzo, 2007

Hacía tiempo que el dueño de las panaderías Le Fournil, el empresario francés Jerome Reynes, estaba con la inquietud de fabricar un pan de molde ultra premium para distribuirlo en los supermercados. Pero no sabía si hacerlo él o asociarse con algún empresario que tuviera una panificadora… Pues bien, desde que conoció la fábrica de pan de la empresa Bradenmaster, ligada a la familia Ugarte Gálmez, sus dudas se despejaron. Hoy está en la última etapa de negociación para que esta empresa fabrique el pan de sus sueños.

Claro que la cosa no ha sido fácil. Por el lado de Bradenmaster –firma que fabrica el famoso pan Pierre– está José Manuel Ugarte, el ex gerente de inversiones de Consorcio y hombre conocido en el mercado por su talento para negociar. Fue, de hecho, quien negoció con los hermanos Gálmez la compra de Paris junto a Quiñenco, Consorcio y Jorge Gálmez.

Si todo sale como Reynes piensa, el mercado podrá disfrutar del pan Le Fournil los primeros días de junio.