Otto Jr., el actor brasileño que personificó al famoso juez del caso Lava Jato Sérgio Moro, llamado Paulo Rigo en la serie El Mecanismo de Netflix, dice que nunca buscó imitar al magistrado que “canalizaba el amor y el odio del pueblo brasileño”. Hoy, Moro, quien es ministro de Justicia de Brasil, está cuestionado por […]

  • 20 junio, 2019

Otto Jr., el actor brasileño que personificó al famoso juez del caso Lava Jato Sérgio Moro, llamado Paulo Rigo en la serie El Mecanismo de Netflix, dice que nunca buscó imitar al magistrado que “canalizaba el amor y el odio del pueblo brasileño”. Hoy, Moro, quien es ministro de Justicia de Brasil, está cuestionado por haber filtrado información que perjudicó al ex presidente Lula da Silva.

En las últimas semanas todo Brasil recordó al personaje de Otto Jr., el actor brasileño que personificó al entonces juez y actual ministro de Justicia de ese país, Sérgio Moro, en la exitosa serie de Netflix “El Mecanismo”, tras revelarse una serie de chats y grabaciones que sugieren que él (Paulo Rigo se llama en la producción) fue imparcial al juzgar y condenar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, sacándolo de la campaña presidencial de 2018 cuando encabezaba todas las encuestas.

En la ficción, Rigo pasa de ser un desconocido y laborioso juez de provincia, en la sureña ciudad de Curitiba, a convertirse en un hombre poderoso y vanidoso que divide al país al condenar a Lula –llamado Gino en la ficción– por supuestamente haber recibido más de un millón de dólares en coimas como parte de una extensa red de corrupción llamada Lava Jato.

-En la ficción, el juez Rigo tiene el pelo igual de oscuro que el juez Sérgio Moro. ¿Cómo armaste el personaje? ¿En qué te fijaste? ¿Investigaste la personalidad de Moro?

-Cuando recibí la invitación para hacer este personaje, en 2017, naturalmente intenté conocer cómo actuaba y se movía el juez en público y en las audiencias. Pero nunca con la intención de imitar. Ni yo, ni Netflix buscamos eso. Netflix siempre ha subrayado que esta es una serie de ficción, inspirada en hechos reales, pero, ante todo, una ficción. En aquel momento, el juez de la vida real ya canalizaba el amor y el odio del pueblo brasileño. Amor por quienes lo consideraban un héroe y el odio de quienes lo consideraban político-partidista y parcial. Ante ese panorama, intenté construir un personaje bastante ambiguo para que la duda sobre el verdadero carácter del personaje quedaran presentes.

-¿Esperabas esta reacción del público televisivo por tu personaje?

-En Brasil esperaba reacciones muy diversas, porque estábamos viviendo un momento de total polarización política y, de hecho, eso fue lo que sucedió. Pero yo tenía dudas sobre cómo sería la recepción de la serie, porque estábamos –y todavía estamos– muy inmersos en esta trama política real que sigue en marcha.

-En la serie, Rigo (Moro) es presentado como un juez que se encanta con la fama y el poder. ¿Eso está vinculado a la realidad o es una licencia?

-Creo que el personaje fue inspirado en la vida de un juez de la vida real y fue ficcionado y presentado así a partir de la visión del director José Padilha.

-Personalmente, como ciudadano, como brasileño, ¿te afectó el caso Lava Jato?

-Sí y mucho. Comencé a tratar de informarme mejor, ampliando mis fuentes y estando atento a las formas de manipulación de las narrativas sobre los hechos. Y sí, claro, mi percepción política cambió.