Las amenazas nucleares vuelven a la palestra luego de que Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), acusara a Rusia de no cumplir con el tratado para la eliminación de misiles nucleares poniendo así en riesgo la seguridad del organismo y sus aliados en Europa. “EEUU, como una de […]

  • 19 febrero, 2018

Las amenazas nucleares vuelven a la palestra luego de que Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), acusara a Rusia de no cumplir con el tratado para la eliminación de misiles nucleares poniendo así en riesgo la seguridad del organismo y sus aliados en Europa.

“EEUU, como una de las partes del Tratado INF (por las siglas en inglés de Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y Más Corto), estableció que Rusia planea desarrollar y probar un nuevo misil de alcance medio poniendo en peligro el acuerdo. Rusia se arriesga a una nueva carrera nuclear en Europa con la modernización y los ensayos de su arsenal nuclear”, advirtió Stoltenberg.

El pasado viernes, Stoltenberg se reunió con los ministros de Defensa de la OTAN, donde denunció la falta de compromiso del Kremlin con el acuerdo, creado en 1987 entre Washington y moscú. Además, recordó su importancia para controlar la amenaza que la extinción de armas nucleares supone para Europa y los aliados de la OTAN.

Kay Bailey Hutchison, embajadora de EEUU ante la OTAN pidió a Rusia que diera evidencias de estar cumpliendo con el tratado. Según la Alianza Atlántica, el sistema de misiles de crucero 9M729 que Rusia está desarrollando, le permite lanzar un ataque nuclear en Europa con poca o ninguna notificación.

Moscú, a su vez, ha denunciado reiteradas veces que EE.UU. incumple el INF al desplegar escudos antimisiles, como Aegis Ashore, cerca de las fronteras occidentales rusas.