Con menos del 1% del mercado nacional de créditos de consumo, Oriencoop, la cooperativa de ahorro y crédito de Talca, está convertida en la niña bonita de la pelea por los medios de pago. Negocia con Transbank y la debutante Multicaja en un proceso que podría marcar la pauta sobre el futuro en el negocio de las tarjetas de débito y crédito.

  • 12 abril, 2012

Con menos del 1% del mercado nacional de créditos de consumo, Oriencoop, la cooperativa de ahorro y crédito de Talca, está convertida en la niña bonita de la pelea por los medios de pago. Negocia con Transbank y la debutante Multicaja en un proceso que podría marcar la pauta sobre el futuro en el negocio de las tarjetas de débito y crédito.

Con menos del 1% del mercado nacional de créditos de consumo, Oriencoop, la cooperativa de ahorro y crédito de Talca, está convertida en la niña bonita de la pelea por los medios de pago. Negocia con Transbank y la debutante Multicaja en un proceso que podría marcar la pauta sobre el futuro en el negocio de las tarjetas de débito y crédito.

¿Cómo tanto? La cooperativa necesita para su negocio de plásticos una red que le proporcione conectividad a toda hora y ante todo con seguridad, pero a precios bajos. Su público está constituido principalmente por familias de clase media baja y baja, escasamente bancarizadas en regiones.

Y para atenderlos debe decidir si se queda con Transbank, que tiene la red pero costos mayores, o con Multicaja, que a menores precios ofrece un nivel de cobertura aún bajo. Y en eso están las negociaciones. La forma en que se zanjen repercutirá en la discusión sobre el monopolio en el negocio de las tarjetas de débito y crédito, anticipan en el ministerio de Economía.

Actualmente, a través de la Agenda de Impulso Competitivo, el gobierno busca introducir competencia al sector de tal manera que no sea sólo Transbank la única red.