Por: María Celeste Garros, Directora Regional de Ventas de Citrix para la Región Sur Latinoamérica.

  • 17 julio, 2018

La transformación digital se ha tomado la agenda de la minería mundial y por supuesto de Chile, donde esta industria es el motor en términos de exportaciones e ingresos fiscales. En un contexto global sumamente competitivo y donde las compañías mineras buscan la reducción de costos, se requiere de tecnologías que permitan administrar los datos desde cualquier lugar y dispositivo, de manera segura y en tiempo real para apoyar la toma de decisiones.

Emplazados en plena cordillera, el acceso a los remotos campamentos mineros exige que el sistema de planificación de recursos empresariales siempre esté bien conectado, lo que puede ser difícil ante la ausencia de Internet. Por ello, y en la búsqueda de ventajas competitivas y mayor eficiencia, es clave que las soluciones TI logren revelar los costos operacionales además de garantizar la seguridad de la estratégica data minera del primer productor de cobre, con casi un tercio de la participación mundial.

De acuerdo con los estudios de la consultora International Data Corporation (IDC) en los próximos años la Transformación Digital será la tendencia que las compañías deberán considerar como implementación prioritaria para el desarrollo de su negocio. Dicha tendencia lo confirma una encuesta de la consultora a CIOs y líderes de negocio latinoamericanos, que reveló que un 82% de las empresas medianas a grandes se encuentran en etapa de exploración de la Transformación Digital, mientras que para 2020 el gasto en iniciativas de transformación digital alcanzará los 22 mil millones de dólares, duplicando el estimado de 2016.

En línea con esta etapa de exploración de la transformación digital es que se ha consolidado la virtualización de aplicaciones como la que entrega XenApp de Citrix, que proporciona autorización remota y segura para que los empleados puedan trabajar y acceder a la información corporativa sin importar el momento y lugar. Ello posibilita que llegue correctamente la información que ingresa a cada dispositivo que usa el usuario responsable del área –ingenieros, ejecutivos, contratistas- evitando la pérdida o daño que pueda tener un equipo.

Además, miles de usuarios conectados al mismo tiempo tienen la posibilidad de usar las aplicaciones que requieran sin riesgo de que fracasen los procedimientos que están ejecutando. El uso de este tipo de aplicaciones propicia un mayor control de la plataforma TI, ya que todos las aplicaciones conectadas, bien sean Windows, Linux, web y SaaS pueden operar dentro de un solo sistema.

Los beneficios de contar con aplicaciones virtuales son inmensos y el más importante es la entrega de las aplicaciones y datos corporativos en locaciones remotas y de difícil acceso tanto físico como a nivel de conectividad, como son los desérticos territorios mineros de Chile.

En este sentido, tener buena conectividad en zonas apartadas es esencial para industrias como la minera, y la reducción de la dependencia de la infraestructura física también ha dado paso a otro a las redes definidas por software como SD-WAN, que crea una WAN definida por software que es segura, confiable y garantiza el acceso a los diferentes recursos. A la vez, entrega un acceso seguro, de alta disponibilidad, escalable y de bajo costo, integrando múltiples servicios de conectividad de red (MPLS, Internet, 3G/4G, Satélite), y acceso directo a la nube. El ancho de banda que genera SD-WAN soporta comunicaciones en video, consultas a distancia, entre otras actividades que hoy en día se realizan a distancia.

La transformación digital en el mundo crece a paso firme y es recomendable que las empresas mineras que aún almacenan y gestionan su información desde servidores comiencen a incorporar nuevas tecnologías para ser más eficientes y no perder competitividad.