No tuvo la espectacularidad de un documental de History Channel, pero por atributos no se quedaba atrás. Y es que toda una odisea resultó el traslado de la fachada del ex Banco Llanquihue de Puerto Montt, que fue reubicada en un terreno especialmente habilitado donde la municipalidad levantará un parque recreativo. Llevar a cabo esta […]

  • 12 noviembre, 2008

No tuvo la espectacularidad de un documental de History Channel, pero por atributos no se quedaba atrás. Y es que toda una odisea resultó el traslado de la fachada del ex Banco Llanquihue de Puerto Montt, que fue reubicada en un terreno especialmente habilitado donde la municipalidad levantará un parque recreativo.

Llevar a cabo esta iniciativa no fue nada de fácil. De hecho, y producto del estado en que se encontraba la casona, fue necesario que la Cámara Chilena de la Construcción colaborara con el municipio en las labores de traslado y reconstrucción del inmueble en un esfuerzo por conservar y reparar sus elementos arquitectónicos originales. La gracia de este sistema de rescate es que libera al dueño de la propiedad declarada patrimonio arquitectónico de la obligación de mantener el edificio, sin ninguna posibilidad de venderlo e impidiendo el uso del terreno para otros fines.

En la Cámara dicen que fue la primera iniciativa de este tipo que realizan y que esperan que la solución siga ganando adeptos para que las construcciones patrimoniales continúen contando su historia.