La avanzada de Opel en Chile no se detiene, al reestreno de la marca en nuestro país lo siguieren varios lanzamientos de modelos. ¿El último? El Grandland X, un SUV muy alemán, atractivo y eficiente, con un equipamiento de modelo de alta gama. La batalla de 2018 en el mercado automotriz chileno se vive en […]

  • 16 agosto, 2018

La avanzada de Opel en Chile no se detiene, al reestreno de la marca en nuestro país lo siguieren varios lanzamientos de modelos. ¿El último? El Grandland X, un SUV muy alemán, atractivo y eficiente, con un equipamiento de modelo de alta gama.

La batalla de 2018 en el mercado automotriz chileno se vive en un SUV, y acaba de llegar un nuevo contrincante a este movido nicho; se trata del Opel Grandland X, un utilitario deportivo mediano, que resume la tradición alemana automotriz para proyectar al consumidor chileno, con una oferta de valor interesante, sobre todo en la comparación marca/precio/equipo.

Estéticamente es una suerte de evolución del diseño tradicional de los modelos Opel, con línea redondeadas y dinámicas, simple y con toques deportivos. Su diseño, si bien muy el mainstream de la oferta, logra cierta diferenciación de los modelos asiáticos en el mercado.

Esta diferenciación se hace más patente en el equipamiento y en seguridad con, por ejemplo, 8 Airbags de serie, focos AFL LED, que promete alto performance y que incorpora un sistema automático basado en cámaras, para que sus haces de luz en carretera eviten deslumbrar a otros sin tener que elegir de manera manual entre luces largas y cortas. Ofrecen siete modos distintos: luz de carretera secundaria, luz de autopista, luz de ciudad/luz de zonas peatonales, luz estática de giro, luz de clima adverso, luz dinámica de curva y asistente de luces largas.  Suma alerta de punto ciego, en base a sensores ultrasónicos, que alertan cuando un traspaso es poco seguro por la cercanía de otro auto en los laterales.

El Grandland X también cuenta con lo último en infoentretenimiento. En esta área suma de serie Radio R 4.0, con entrada USB, conexión Bluetooth y control por voz. Además, Radio R 4.0 IntelliLink y Navi 5.0 IntelliLink que también incluyen pantallas táctiles en color de hasta 8 pulgadas y permiten integración Apple Carplay y Android Auto.

En la mecánica se vale de un motor de gasolina, turbocargado de 1,6 litro que es capaz de desplegar 163 HP de potencia, con 240 NM de torque,  todo gestionado por una  transmisión automática, de 6 velocidades.