Mientras la antorcha olímpica arde, tanto literal como políticamente, los deportistas nacionales que irán a Beijing 2008 no pierden el norte y trabajan duro para lograr un buen desempeño. Con la cuenta regresiva en marcha, dicen confiar en que harán un buen papel.

  • 5 mayo, 2008


Mientras la antorcha olímpica arde, tanto literal como políticamente, los deportistas nacionales que irán a Beijing 2008 no pierden el norte y trabajan duro para lograr un buen desempeño. Con la cuenta regresiva en marcha, dicen confiar en que harán un buen papel.

 

 

Mientras la antorcha olímpica arde, tanto literal como políticamente, los deportistas nacionales que irán a Beijing 2008 no pierden el norte y trabajan duro para lograr un buen desempeño. Con la cuenta regresiva en marcha, dicen confiar en que harán un buen papel.

 

 

 

Con actitud ganadora, Oscar Vásquez (remo), Natalia Duco (bala), Soraya Jadue (remo) y Marco Antonio Verni (bala).
Son algunos de los deportistas chilenos que ya tienen cupo asegurado para los Juegos Olímpicos Beijing 2008.

 

 

 

La llama olímpica ha dado mucho que hablar en las últimas semanas. El tradicional recorrido de la antorcha, símbolo histórico del evento, no ha dejado indiferente a nadie en su carrera hacia China, país que será cuna de la XXIX versión de los Juegos Olímpicos en agosto de este año. No obstante, quienes serán los protagonistas del evento, los atletas de distintos rincones del globo, prefieren no pensar en estas derivaciones geopolíticas, porque lo que se les viene en lo humano es tal vez la oportunidad única de sus vidas para conquistar medallas para sus países, luego de intensos años de preparación.

 

¿Y en qué está Chile? Actualmente hay 16 deportistas nacionales ya clasificados para Beijing, a quienes se espera se sumen otros que están en proceso de clasificación, de modo de llegar a un total de 22 representantes nacionales. Suenan nombres como Marco Antonio Verni –lanzador que el año pasado logró actualizar su marca en bala alcanzando los 19 metros 80 centímetros–, los remeros Oscar Vásquez y Soraya Jadue, Cristián Bustos en pentatlón moderno y Matías del Solar en vela, entre otros.

 

Apoyando a estos exponentes está desde hace dos años la Asociación de Deportistas Olímpicos (ADO Chile), loable iniciativa privada sin fines de lucro que desde 2006 les entrega soporte para su desarrollo como deportistas de elite. La institución apoyó el año pasado a alrededor de 250 deportistas: 25 con contrato y el resto, de selecciones que presentaron proyectos específicos a través de sus respectivas federaciones. Como dato, para los Panamericanos de Río de Janeiro del año pasado el 70% de la delegación chilena fue financiada por ADO, tanto en los gastos de viaje como en sus distintos proyectos de preparación.

 

En la historia olímpica, Chile posee sólo 12 medallas (dos de oro, seis de plata y cuatro de bronce), y hay consenso en que debemos aspirar a más. Por eso, y aunque agosto será clave para hacer crecer el medallero, la Asociación de Deportistas Olímpicos ya está trabajando para los próximos juegos de Londres 2012.