La oferta sorprendió a los corredores de bolsa: un inversionista estaba dispuesto a vender su acción de la Bolsa de Comercio de Santiago. La información corrió como un reguero por el mercado, pues conocido es el interés de al menos dos grupos financieros internacionales por entrar en la rueda. Pero el monto de la oferta fue considerado excesivo y la venta no llegó a puerto. Según trascendió, el inversionista estaría pidiendo alrededor de 6 millones de dólares por la acción. Si alguien los paga, se trataría del monto más alto por una acción de este mercado -requisito para poder operar en la BCS- superando así a los mexicanos de GBM, quienes en abril pasado rompieron el record comprando un acción de 5,2 millones de dólares. La segunda más cara que se ha vendido es la que está en manos del empresario minero Jonás Gómez, quien en 2009 adquirió el título a la fallida corredora de bolsa Raimundo Serrano, en cerca de 4 millones de dólares.

  • 29 julio, 2011

La oferta sorprendió a los corredores de bolsa: un inversionista estaba dispuesto a vender su acción de la Bolsa de Comercio de Santiago. La información corrió como un reguero por el mercado, pues conocido es el interés de al menos dos grupos financieros internacionales por entrar en la rueda. Pero el monto de la oferta fue considerado excesivo y la venta no llegó a puerto. Según trascendió, el inversionista estaría pidiendo alrededor de 6 millones de dólares por la acción. Si alguien los paga, se trataría del monto más alto por una acción de este mercado -requisito para poder operar en la BCS- superando así a los mexicanos de GBM, quienes en abril pasado rompieron el record comprando un acción de 5,2 millones de dólares. La segunda más cara que se ha vendido es la que está en manos del empresario minero Jonás Gómez, quien en 2009 adquirió el título a la fallida corredora de bolsa Raimundo Serrano, en cerca de 4 millones de dólares.