Concebido como “el Land Rover más sexy”, según Gerry McGovern, su diseñador, la renovación del más chic de la gama Range Rover del fabricante especialista off road británico, sigue su comercialización en Chile, anotando buenos puntos en market share y abriendo mercado para la marca.

  • 12 julio, 2019

Dentro de las actividades de lanzamiento se contempló una prueba de manejo entre el Centro de Eventos Botánico, en Peñalolén, hasta el Hotel Noi Puma Lodge, un viaje que expuso a la nueva generación del Evoque a casi todas las superficies y exigencias: desde el tráfico cerrado de la ciudad hasta difíciles caminos cordilleranos. Múltiples situaciones donde el Evoque desplegó tanto sus capacidades dinámicas y tecnológicas.

“Estamos poniendo a prueba todas las virtudes del nuevo Range Rover Evoque”, comentó Rodrigo Espinoza, Gerente de Land Rover en Chile. “Realizamos un test drive urbano en Santiago para experimentar todo el confort y el lujo de uno de los modelos más exitosos de la marca, para luego ponerlo a prueba en los caminos off road que nos llevaron al Hotel Noi Puma Lodge, mostrando toda la versatilidad del modelo. El nuevo Evoque demostró que conserva toda la herencia de Land Rover y se adapta a la perfección a cualquier tipo de camino gracias a sus tecnologías y la potencia de sus motores. En un mes y medio, ya hemos vendido 45 unidades lo que representa lo exitoso que será este modelo”.

Su diseño es evolutivo, manteniendo las formas y espíritu de la exitosa primera generación, pero ahora, ofrece mayor espacio interior con una distancia entre ejes 20 mm más larga, para mayor espacio para las piernas y más espacios para objetos. El maletero es también un 10% más grande, alcanzando los 591 litros.

En esta nueva generación, el Evoque agrega interesantes gadgets como el opcional espejo retrovisor interior Clear Sight, que transforma el espejo retrovisor en una cámara si es que algo obstruya visibilidad natural que provee el espejo.

Dos versiones del nuevo Evoque se embarcaron en la travesía: uno con motor de bencina de 2 litros con cuatro cilindros en línea, que desarrolla una potencia de 249 caballos de fuerza, además de una alternativa diésel- también de 2 litros, para 180 HP.