El sedán más vendido de la casa coreana vuelve recargado con nuevas tecnologías y cambios en su diseño, que lo ponen en la vanguardia de su segmento, además de un andar mejorado gracias a su propuesta de “conducción sin estrés”.

  • 11 octubre, 2018

En Chile la marca Kia no solo acumula grandes ventas y atractivos modelos, también ya cuenta con autos con historia, usuarios fieles y grandes ventas. Es el caso del sedán mediano Kia Cerato.

Elegancia, espacio, buen manejo y una amplia funcionalidad en ciudad y carretera ofrece este modelo en su cuarta generación. Muestra una carrocería más atractiva, enfocada en mostrar sus cualidades de sedán deportivo. La escuela de diseño que trajo el alemán Peter Schreyer a Kia sigue evolucionando y en esta nueva etapa, se muestra como un sedán que transita entre lo clásico y conservador, con guiños a la deportividad y dinamismo que se reflejan en su frontal deportivo, con focos alargados hacia los laterales. Una caída tipo coupé que tiene muchos rasgos del Gran Turismo deportivo de la firma, el apreciado Stinger. 

Cerato enfrenta el desafío de ser moderno, tecnológico, pero además dejar contento a un público que puede ser, eventualmente, algo más conservador. Ofrece un buen nivel de equipamiento, pero con una estética que incluye detalles elegantes con buena calidad en materiales y ensamblaje. Integra un computador a bordo TFT 3,5” de serie y, ya para las versiones full, LCD 4,5”. También incluye radio con pantalla LCD 8” Touch a color y los sistemas Apple Carplay & Android Auto están integrados, con Bluetooth con reconocimiento de voz. 

Su motor de 1,6 litros de desplazamiento entrega 126 HP de potencia y trabaja en conjunto con una transmisión manual de 6 velocidades, que también puede ser automática. Cuenta en algunas versiones con tres modos de conducción: Eco, Comfort y Sport, que transforman la experiencia del auto, al cambiar la respuesta del motor y transmisión.

Muy controlable y amable en el manejo, sin respuestas sorpresivas, capaz de acelerar con energía, y con un comportamiento bueno en ciudad y carretera. En seguridad, ofrece un upgrade. Hoy el Cerato brinda anclaje ISOFIX, barras de protección doble en las puertas, carrocería con deformación programada y el paquete de soluciones clave para un auto de esta categoría: sensor de proximidad delantero y trasero, doble airbag delantero, frenos ABS con EBD, freno de discos traseros, control de estabilidad (ESC), asistente de partida en pendiente (HAC), cámara de retroceso integrada a la radio con líneas adaptativas. Además, en las variantes full agrega airbags laterales delanteros y de cortina, sistema de detección de tráfico cruzado (RCTA) y sistema de detección de punto ciego (BSD). 

 

Competidores

Hyundai Elantra: se trata de una marca del mismo grupo global con productos similares, pero el Kia lleva la delantera, ya que su actual generación se estrenó antes que la renovación de la marca representada en Chile por Gildemeister.

Mazda 3: atractivo, dinámico y de altas ventas, el japonés es un rival difícil, pero cuyo ciclo de producto está más avanzado que la apuesta de la casa Kia.

Toyota Corolla: es otro superventas, pero la caja japonesa muchas veces cuenta con versiones poco equipadas para cautivar al usuario actual.