Además de presentar un CV lleno de errores, la forma más rápida de ser eliminado de ser un posible nuevo empleado en cualquier trabajo es hacer una entrevista llena de errores evitables. Los gerentes de contratación utilizan la entrevista para evaluar su ajuste para el trabajo, la creatividad, la capacidad de pensar, la inteligencia emocional […]

  • 19 noviembre, 2015

entrevista

Además de presentar un CV lleno de errores, la forma más rápida de ser eliminado de ser un posible nuevo empleado en cualquier trabajo es hacer una entrevista llena de errores evitables.

Los gerentes de contratación utilizan la entrevista para evaluar su ajuste para el trabajo, la creatividad, la capacidad de pensar, la inteligencia emocional y la actitud. Es importante recordar que no es solo lo que dices lo que cuenta, sino que también cómo lo dice.

Su tono de voz y el lenguaje corporal serán observados de cerca como otro indicador en cuanto a su estado general para el trabajo.

Para que tenga éxito en su próxima entrevista, aquí hay [tweetable]nueve palabras que nunca se deben decir en una entrevista de trabajo[/tweetable]:

1. “Nervioso/a”
Incluso si estás más nervioso de lo que nunca has estado, ninguna empresa quiere contratar a alguien que carece de confianza.

2. “Dinero”, “salario”, “paga”, “compensación”, etc.
Nunca discuta el salario en las primeras etapas del proceso de entrevista, porque parecerá que ese es su único objetivo.

3. “Puntos débiles” o “errores”
Nunca hable voluntariamente acerca de sus debilidades a menos que se lo pida el entrevistador con la pregunta estándar, ‘¿Cuál es tu mayor debilidad?’.

4. “Necesito”
No haga que la conversación gire sobre sus necesidades, y definitivamente no diga que usted realmente necesita este trabajo debido a sus circunstancias actuales.

5. “Gratificaciones” o “beneficios”
No saque a relucir lo mucho que ama algunos beneficios de la empresa, tales como su política de tener cada tercer viernes libre o sus aperitivos gratis.

6. “Terrible”, “horrible”, “odio”, etc.
Usted no debe usar lenguaje negativo durante la entrevista, especialmente cuando está hablando de su jefe o empleador actual o anterior.

7. “Bien”
En cualquier situación en la que usted está describiendo un estado de ser o de sus emociones, la palabra” bien “es vaga, usada en exceso, y coloquial.

8. Algún improperio
Tan obvio, pero a veces ignorado. No use groserías para verse como una persona auténtica, solo dará la impresión de que tiene pobres habilidades de comunicación.

9. “Divorciado”, “embarazada”, “enfermo”, etc.
Hablar de problemas y cuestiones personales puede ser visto como una importante señal de alerta de que sus problemas personales podrían afectar su desempeño en el trabajo.

Revise el artículo completo en Business Insider.