Una verdadera “dueña de casa” tiene La Moneda desde hace pocos días. Se trata de Tere Cruzat, quien asumió como parte del equipo de programación que dirige la periodista María Irene Chadwick. Conocida por ser una excelente anfitriona –además de ser vecina del presidente en San Damián-, será la encargada de supervisar la cocina, disponer los almuerzos y comidas que se sirvan en La Moneda, elegir los menús, preocuparse de las flores y todos los detalles necesarios para que el servicio de la presidencia sea impecable.

  • 8 marzo, 2011

Una verdadera “dueña de casa” tiene La Moneda desde hace pocos días. Se trata de Tere Cruzat, quien asumió como parte del equipo de programación que dirige la periodista María Irene Chadwick. Conocida por ser una excelente anfitriona –además de ser vecina del presidente en San Damián-, será la encargada de supervisar la cocina, disponer los almuerzos y comidas que se sirvan en La Moneda, elegir los menús, preocuparse de las flores y todos los detalles necesarios para que el servicio de la presidencia sea impecable.