Claro, para qué cambiar tanto al superventas de la casa que solo en 2017 comercializó 415.000 unidades en el mundo, con 10 millones colocadas desde su lanzamiento en 1993. Esta actualización del modelo que también es el más vendido en nuestro país, llega con el sorprendente número de 15 variantes distintas, que combinan de manera […]

  • 4 octubre, 2018

Claro, para qué cambiar tanto al superventas de la casa que solo en 2017 comercializó 415.000 unidades en el mundo, con 10 millones colocadas desde su lanzamiento en 1993. Esta actualización del modelo que también es el más vendido en nuestro país, llega con el sorprendente número de 15 variantes distintas, que combinan de manera distintiva equipamientos, algunas señas estéticas y con 7 posibilidades de motorización, de las que se destacan un diésel de avanzada denominada 220d, y dos posibilidades de impulsor con EQ Boost, que aumenta la potencia y el torque disponible.

En opciones de carrocería, la nueva gama se compone de siete variantes sedán, cinco coupés y dos cabriolets o descapotables. Una última variante a pedido es conocida como Estate, conocido en Chile como station wagon, que sólo está disponible a pedido.

Exteriormente recibe un upgrade evolutivo, suave y que sigue las líneas que en parte han marcado el éxito de este modelo. En el interior en tanto, el trabajo es más intenso y la actualización abarca casi todos los aspectos de interacción con los ocupantes del auto.

 

Vanguardia tecnológica

Lujo moderno es el concepto que propone Mercedes en este aspecto. Como buen sedán ofrece un aspecto elegante y señorial, materiales nobles y calidad propia de la tradición de la marca son protagónicos en la experiencia del habitáculo, que prometen lo deja a la altura de la nave insignia de la marca, el imponente Clase S.

Ofrece un paquete de asientos multicontorno, con una bomba neumática de accionamiento eléctrico para ajustar los apoyos laterales y lumbar, también es capaz de dar competentes masajes.

Una novedad es el control de confort Energizing, un opcional capaz de conectar diferentes sistemas de confort. Combina de forma selectiva funciones del aire acondicionado (incluyendo la ambientación), asientos (calefacción, ventilación, masaje), efectos de luz y música.

La nueva Clase C utiliza utiliza los nuevos cuadros de instrumentos de la marca ya introducidos en las Clases E y S, con tres estilos diferentes, «Classic», «Sport» y «Progressive».

Puede ser un cuadro de instrumentos clásico con una pequeña pantalla informativa en el centro; la variante más tecnológica dice adiós a lo analógico y propone un mostrar los parámetros como velocidad o revoluciones mediante una pantalla digital que mide 12,3 pulgadas. El conductor puede cambiar el estilo en que se despliega la información, entre Classic, Sport» y Progressive. Un gran display central es el protagonista de el control de casi todos los sistemas de la nueva Clase C.

Pantalla táctil de 10,25 pulgadas con menús a elección, ponen a este modelo a la vanguardia en el área infoentretenimiento. Además agrega botones de control táctil en el volante, muy similar al nevagador de los teléfonos Blackberry. Además, el sistema se puede manejar a través de un panel táctil o el mando LINGUATRONIC, que permite hablar las instrucciones. En la enorme lista de opcionales se encuentra un sistema de sonido adicional con nueve altavoces y una potencia de 225 W, posicionado entre el sistema de sonido estándar y el sistema de sonido surround Burmester®.

 

Seguridad y performance

En un salto tecnológico grande desde su anterior edición, ahora la Clase C cuenta con el asistente activo de distancia DISTRONIC, un asistente a la conducción, que integra de asistente de frenado activo. Ayuda a evitar una colisión por alcance con vehículos peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias en caso de un accidente.

Como opción cuenta con conducción semiautónoma. Para ello no pierde nunca de vista su entorno gracias a los sistemas mejorados de cámaras y de radar, que tienen un alcance de hasta 500 metros. El entorno se explora mediante sensores de radar en un margen de hasta 250 m hacia delante, 40 m hacia los lados y 80 m hacia atrás. A esto se suma la exploración con ayuda de la cámara, con un margen de 500 m hacia delante, 90 m de ellos en 3D. Estas asistencias y más se acompañan con completos paquetes de seguridad y lo último en arquitectura ABS para frenados eficientes y con controles a la tracción y estabilidad.

Con una gama tan abundante como la que presentó la nueva Clase C, los más deportivos no podían faltar. 

El Mercedes-AMG C 43 , con motor de dos turbocompresores en V6 de 3,0 litros con 390 caballos de fuerza y un torque de 520 Nm. Su cero a 100 km/h es de 4,7 segundos. Utiliza una transmisión AMG SPEEDSHIFT TCT 9G de nueve marchas. El Mercedes-AMG C 63 disponible en carrocerías Sedan, Coupé o Cabriolet con impulsor V8 de 4.0 litros Biturbo, para una potencia de 476 CV, un torque máximo de 650. El último de los deportivos es el Mercedes-AMG C 63 S también en las mismas tipologías de estructura. Porta un impulsor V8 de 4.0 litros Biturbo, para una potencia de 510 CV y un torque máximo de 700 Nm. 

Exitoso modelo lleno de tecnologías y que merece el tiempo de ser conducido, al menos en una de su versiones, ya disponibles en las sucursales de Kaufmann.