La marca principal de General Motors se ha especializado en ofrecer una potente oferta en la categoría de moda: los SUV. Ahora lanza la nueva generación de un SUV compacto, que tuvo gran éxito hace algunos años y que ahora llega potenciado completamente, con las últimas tendencias de la industria, desde diseño a motorizaciones.

  • 12 abril, 2019

Durante la primera década de los 2.000, un SUV se convirtió en un modelo “bisagra” dentro del mercado nacional, determinando que muchas personas que eran consumidores de sedanes, hatchbacks e incluso camionetas, se pasara a un utilitario deportivo. Uno de estos modelos fue el Chevrolet Captiva.

“Nuestra estrategia es ofrecer el mejor portafolio de SUV globales en Sudamérica, al nivel de los mercados más evolucionados como el norteamericano. Con la entrada de la nueva Chevrolet Captiva le ofrecemos a los clientes una variedad de SUVs que buscan superar las expectativas de nuestros clientes”, aseguró Ernesto Ortiz, presidente ejecutivo de GM Sudamérica Oeste.

Atractivo y eficiente, ahora regresa con un nuevo diseño, que destaca por su nuevo frontal, marcado por sus ópticos rasgados superiores, un robusto capó que flanquea su gran toma de aire central, que lo unifica con el resto de la gama presente en Chile.

Se mueve gracias a un motor que responde a las últimas tendencias de la industria: es decir un bloque de 1.5 litros turbocargado capaz de entregar 147 caballos de fuerza, con un torque de 230 Nm de torsión. Estas magnitudes pueden surtir todas sus versiones con tracción 4×2. Puede montar una caja mecánica de seis velocidades o bien una transmisión continua variable automática (CVT).

La marca ha puesto gran énfasis en que se trata de un modelo enfocado en los países sudamericanos en la cuenca del Pacífico, posicionándose entre los modelos Tracker y Equinox, para ofrecer un menú bastante completo para quien busca este tipo de autos.

La modularidad interior, para carga y pasajeros, está asegurado con un sistema que permite plegar los asientos, además de la posibilidad de optar por variantes con tercera corrida de asientos, que lo posiciona como uno de los pocos SUV medianos capaz de ofrecer hasta 7 plazas.

Se trata de un modelo que se enfoca en el público familiar y urbano, si bien ofrece buenas capacidades fuera de camino, sus características se enfocan en el día a día, como un auto amigable y algo conservador, que atraerá a una buena cantidad de público ya que tal como su anterior generación, será un modelo que lleve al formato SUV a público que aun no se sumaba a esta tendencia.

Los modelos de Captiva 2019, llegarán al país con un precio que va desde 12.390.000 para la versión LT MT 13.990.000 en su versión Premier con financiamiento Chevy Plan.