La empresa fue víctima de cryptojacking.

  • 21 febrero, 2018

RedLock, firma de investigadores de seguridad, descubrió que un grupo de hackers logró acceder a uno de los servidores online de Tesla aprovechando un fallo de seguridad y usaron sus servidores para minar criptomonedas de forma ilegal.

Para minar criptomonedas se necesita mucho procesamiento informático, es decir que mientras mejor hardware tengas, más podrás minar. Es por eso que la nube de Tesla fue, esta vez, víctima del llamado cryptojacking.

Según RedLock, avisaron a Tesla antes de hacer el anuncio público  y la compañía ya solucionó el fallo de seguridad. RedLock recibió una recompensa de más de 3.000 dólares por descubrir la vulnerabilidad.

La firma de seguridad no ha especificado si alguna base de datos e información estuvo en riesgo, aunque mencionan que a primera vista no lograron identificar información personal.