Es extraña la escasa difusión que ha logrado Road Story (Alfaguara, 127 páginas) novela gráfica de Gonzalo Martínez basada en un relato de Alberto Fuguet. Al parecer la crítica chilena aún no se espabila ante uno de los géneros más vitales de la narrativa actual, que cruza la novela y el cómic, con exponentes […]

  • 19 marzo, 2008

 

Es extraña la escasa difusión que ha logrado Road Story (Alfaguara, 127 páginas) novela gráfica de Gonzalo Martínez basada en un relato de Alberto Fuguet. Al parecer la crítica chilena aún no se espabila ante uno de los géneros más vitales de la narrativa actual, que cruza la novela y el cómic, con exponentes tan destacados como Daniel Clowes o el maestro Will Eisner. En Road Story las viñetas de Martínez son notables, su trazo es expresivo y riguroso, sin elementos que sobren, logrando una atmósfera eficaz que se apropia de la historia de un tipo que se divorcia, estafa al padre y vaga por el sur de Estados Unidos, donde conoce a una chica tan vacía como él. No pasa mucho más, pero no hace falta, porque la narración vuela con alas propias a ese territorio sin fronteras tan propio de Fuguet, la zona muerta de los que se pierden.