A fines de 2016, los primos Benjamín (26) y Andrés Alliende (27) comenzaron un emprendimiento de regalos para matrimonios. Los productos eran variados, algunos de origen chinos y otros fabricados en Chile, pero eran estos últimos los que más se vendían. Los Alliende tienen casa cerca de Liquiñe, un pequeño pueblo del sur de Chile […]

  • 14 marzo, 2019

A fines de 2016, los primos Benjamín (26) y Andrés Alliende (27) comenzaron un emprendimiento de regalos para matrimonios. Los productos eran variados, algunos de origen chinos y otros fabricados en Chile, pero eran estos últimos los que más se vendían. Los Alliende tienen casa cerca de Liquiñe, un pequeño pueblo del sur de Chile que subsiste de la pesca y la artesanía, por lo que los primos siempre admiraron los productos nacionales. Así fue como decidieron cambiar su foco y trabajar de la mano de artesanos para crear sus productos. Armaron una red y entablaron una relación directa y cercana con estos pequeños fabricantes, a través de asesorías para orientarlos y entregarles herramientas para lograr que sus productos tuvieran mejor recepción entre sus clientes.

Y además, les enseñaron a usar redes sociales para que dieran a conocer sus creaciones y así sacarlos del anonimato. “Con este negocio no buscamos hacernos millonarios. Por eso, al asumir que este emprendimiento no iba a sustentar nuestras vidas, decidimos usarlo para dejar un impacto positivo en la sociedad. Nos encantaría dejar un beneficio para el mundo de la artesanía en nuestro país”, comenta Benjamín.

La plataforma Departede.cl, hoy cuenta con ocho marcas distintas. La más exitosa es Puya Bags, marca especializada en cueros que confecciona mochilas de diseño vanguardista.

Benjamín explica que gracias al trabajo en conjunto con los artesanos, ambas partes se han beneficiado. “Somos los principales distribuidores de los productos de nuestros artesanos, los tenemos con mucho trabajo, con esto hemos logrado que aumenten mucho sus ventas, y las nuestras también”, dice Alliende.

Durante 2018, las ventas de su plataforma aumentaron 70% y la meta de este año es subir un 100%, aunque en estos primeros meses han visto un crecimiento de 300% comparado con el mismo período del año pasado.

“En total tenemos alrededor de 25 artesanos trabajando con nosotros, y nuestro sueño es abarcar la mayor cantidad, darles trabajo y reconocer el producto chileno”, dice Benjamín. Y agrega que lo que buscan es que gracias a la asesoría que entregan, los productos nacionales logren ser competitivos con otros importados.

El plan de los primos en un futuro cercano es transformar a sus artesanos en socios de su plataforma, para así entregar parte de sus utilidades a los pequeños fabricantes.