Ziano Montello (ZM) por primera vez se atreve a pisar tierras foráneas y dejar de lado sus orígenes al Norte de Italia. El destino inicial es Chile, donde en un año pretende alcanzar ventas por más de 1,5 millones con apenas una tienda, mientras que ya planea una apertura de otras tres, antes de 2011.

  • 17 marzo, 2009

 

Ziano Montello (ZM) por primera vez se atreve a pisar tierras foráneas y dejar de lado sus orígenes al Norte de Italia. El destino inicial es Chile, donde en un año pretende alcanzar ventas por más de 1,5 millones con apenas una tienda, mientras que ya planea una apertura de otras tres, antes de 2011.

Algo está pasando que ha hecho que grandes marcas y diseñadores internacionales estén arribando al país y para quedarse… Al menos por un buen rato. Es precisamente este boom el que llevó al diseñador Sergio Arias a decidirse por montar su propio negocio de trajes a medida bajo el alero de la exclusiva marca Ziano Montello (ZM), la que por primera vez en su historia se atreve a pisar tierras foráneas y proyectarse más allá de sus orígenes al norte de Italia.

Sólo un par de meses le tomó a Sergio Arias –luego de retirarse de Falabella– convencer a los dueños de la franquicia europea para desarrollar tiendas en Chile y Latinoamérica, donde el chileno también será el representante oficial. Es que según Arias las oportunidades que existen en el mercado de la moda masculina en la región están recién en su nivel más básico de explotación.

Pero en este negocio no va solo. Para lanzar su marca en el país se asoció con Patricio Rodríguez, dueño de la franquicia de Antena 3Directo, quien además le abrió las puertas de empresarios de otras latitudes, poniéndolo en contacto con sus pares en Colombia, México y Centroamérica para llevar a sus respectivos territorios la marca ZM.

Y ojo, que no hablamos de buenas intenciones. La expansión internacional es a firme. Tanto que de hecho las tiendas Ziano Montello tienen fechas de apertura para marzo de 2010 en Bogotá (Colombia) y 2011 en México. En tanto, el plan en Chile consiste en abrir entre 2 y 3 tiendas de aquí a 2011, las que suponen una inversión aproximada de 500 mil dólares cada una.

Esta aventura tiene más que entusiasmado al chileno, quien siempre tuvo la inquietud de abrir una tienda de trajes a medida, con telas de primera calidad (inglesas e italianas), cortes elegantes y a precios atractivos. “Nuestro sistema de atención es completamente personalizado y la entrega de los trajes a medida la hacemos en sólo 15 días, no como el sistema de sastrería tradicional en donde los tiempos de entrega son más largos, lo que marca una radical diferencia”.

Aunque no lo menciona, sabe que tiene parte del éxito asegurado. No en vano fue su paso como director de producto de las tiendas Christian Dior en el país, luego de realizar un curso intensivo de diseño en la casa francesa. A su haber también se contabiliza su consagración cuando Falabella lo invitó a participar de la creación de su línea de trajes a medida, creando la marca Casale Monferrato, proyecto que lideró por casi una década.

Durante ese período los viajes a Europa y sus vínculos con el mundo empresarial y del espectáculo se multiplicaron. Así fue como Sergio Arias se dio a conocer en la escena local y hoy, con esa misma fuerza, quiere posicionar esta nueva marca.

Arias destaca que el negocio no sólo contempla la producción de trajes a medida (los que serán confeccionados por Mavesa, la fábrica textil de propiedad de Falabella), sino que también mantendrá una línea prêt-àporter (producida en serie en Italia), con colecciones que superarán las 300 prendas de sastrería, las 600 camisas y la misma cantidad de corbatas; todo ello, acompañado de una línea de zapatos italianos hechos a mano.

El empresario asegura que con este nuevo concepto la tienda podrá generar una facturación anual de más de 1,5 millones de dólares en una primera etapa. Eso, sin contar las aperturas que tiene contemplado realizar para el período 2010-2011. Sin duda, un emprendedor con estilo y visión.