Las economías de hoy se basan en dinero, pero también en datos. Es hora de que las instituciones globales se pongan al día.
Por Gillian Tett, Financial Times

  • 26 abril, 2019