La Organización Mundial de la Salud no detalló el daño potencial causado por la exposición excesiva a las pantallas, pero indicó que sus lineamientos son necesarios para enfrentar el fuerte aumento del sedentarismo en la población general.

  • 25 abril, 2019

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió sus primeras directrices sobre el tiempo que los niños deberían pasar frente a una pantalla: poco para los menores de 5 años y nada, para los que todavía no cumplen doce meses.

La agencia de salud de las Naciones Unidas indicó que los menores de 5 años no deberían pasar más de una hora al día enfrentados a las pantallas, y mientras menos tiempo, mejor.

Sus recomendaciones son similares a las de la Academia Estadounidense de Pediatría que también aconseja evitar la exposición de los menores de 18 meses a pantallas, salvo video llamadas.

La OMS indicó que los padres de niños menores de 2 años deben elegir “programación de alta calidad” y con valor educativo, que pueda ser vista junto a uno de los padres para que les ayuden a sus hijos a entender lo que están consumiendo.

La OMS no detalló específicamente el daño potencial causado por la exposición excesiva a las pantallas, pero indicó que sus lineamientos son necesarios para enfrentar el fuerte aumento del sedentarismo en la población general. La falta de actividad física es uno de los principales factores de riesgo de muerte y contribuye al incremento en las tasas de obesidad en todo el planeta.

Según la entidad, los bebés menores a 1 año deben estar boca abajo al menos media hora al día y los niños mayores deben tener al menos tres horas diarias de actividad física.