Luego de que en 2017 la corporación que administra el Museo de Ferroviario y el Museo de la Ciencia y Tecnología dejara de recibir $40 millones anuales por parte de la Municipalidad de Santiago, debió utilizar sus fondos de reserva y así mantener su funcionamiento. El director, Nicolás Troncoso, confiesa que la situación es crítica, tanto, que ambos centros podrían cerrar sus puertas para siempre. “No tenemos cómo seguir pagando”, lamenta.

  • 10 julio, 2020