Tomás Correa (27) y Francisco Errázuriz (28) son dos emprendedores de tomo y lomo. En menos de un año han levantado dos empresas de muebles y productos de decoración y participado en las más diversas ferias de diseño del país, para darse a conocer. Recientemente crearon Bandara, una fi rma dedicada a la importación de objetos de arte y decoración, que viene a complementar el negocio con el cual partieron: ZEN Mobiliario, el cual diseña, produce e importa a pedido muebles exclusivos, tanto para ámbitos exteriores como para interiores.

La gracia de estos empresarios es que todos sus productos se venden por Internet o a través de las redes sociales. Aunque nada de mal les ha ido con esta fórmula, están conscientes de que necesitan otra plataforma de negocios porque, defi nitivamente, la experiencia de ver y tocar las texturas y diseños tiene su cuento. Por eso, su próximo paso será crear un showroom donde estén disponibles todos sus productos. Actualmente la fi rma de Correa y Errázuriz factura 220 mil dólares al año, cifra que pretenden duplicar en 2011.

  • 4 noviembre, 2010

Tomás Correa (27) y Francisco Errázuriz (28) son dos emprendedores de tomo y lomo. En menos de un año han levantado dos empresas de muebles y productos de decoración y participado en las más diversas ferias de diseño del país, para darse a conocer. Recientemente crearon Bandara, una fi rma dedicada a la importación de objetos de arte y decoración, que viene a complementar el negocio con el cual partieron: ZEN Mobiliario, el cual diseña, produce e importa a pedido muebles exclusivos, tanto para ámbitos exteriores como para interiores.

La gracia de estos empresarios es que todos sus productos se venden por Internet o a través de las redes sociales. Aunque nada de mal les ha ido con esta fórmula, están conscientes de que necesitan otra plataforma de negocios porque, defi nitivamente, la experiencia de ver y tocar las texturas y diseños tiene su cuento. Por eso, su próximo paso será crear un showroom donde estén disponibles todos sus productos. Actualmente la fi rma de Correa y Errázuriz factura 220 mil dólares al año, cifra que pretenden duplicar en 2011.