Ashley Ozols es australiano. Todavía no cumple 40. Su mundo son las finanzas, fusiones y adquisiciones y es el hombre al que la empresa china mandató para hacerse del polémico 24% que Nutrien necesita vender de SQM. En 2015, los asiáticos ya le habían encargado un trabajo similar, claro que esa vez la contraparte fue Oro Blanco, la cascada de Julio Ponce Lerou.

  • 25 octubre, 2018