Luego de años para olvidar –crisis del salmón y erupción del volcán Chaitén- el sector turístico de Puerto Varas vuelve a rearmarse. Son varios los actores que planean nuevas inversiones. El Hotel Patagónico, anteriormente Meliá Patagonia, conformó una marca propia y está pensando en nuevos proyectos; Patagonia Virgin -el millonario proyecto de Jaime Said en Frutillar- inició la venta de la parte inmobiliaria, mientras que el restaurante Miraolas se pone en marcha y ya recalan nuevas marcas como NorthFace, Patagonia y Columbia, con tiendas propias.

  • 29 febrero, 2012

Luego de años para olvidar –crisis del salmón y erupción del volcán Chaitén- el sector turístico de Puerto Varas vuelve a rearmarse. Son varios los actores que planean nuevas inversiones. El Hotel Patagónico, anteriormente Meliá Patagonia, conformó una marca propia y está pensando en nuevos proyectos; Patagonia Virgin -el millonario proyecto de Jaime Said en Frutillar- inició la venta de la parte inmobiliaria, mientras que el restaurante Miraolas se pone en marcha y ya recalan nuevas marcas como NorthFace, Patagonia y Columbia, con tiendas propias.

La reorganización del sector también está trayendo movimientos de propiedad. Es el caso del hotel Cumbres Patagónicas, que vendió el 40% que pertenecía a Rudi Roth, dueño de Andina del Sud, a sus demás socios. También el hotel Colonos y el Colonos Mirador, del empresario Patricio Vicencio, entregaron un mandato de venta a la empresa Fitzroy para la búsqueda de un inversionista. Mientras, la familia Schiess, que pretendía construir un hotel cercano al Teatro del Lago, frenó la idea después de varias evaluaciones.