Convertidas en material reciclable terminarán las motos Honda falsificadas que un tribunal de Iquique ordenó destruir a mediados de noviembre, en una inédita sentencia por infracción a la ley de propiedad intelectual.

  • 1 diciembre, 2011

Convertidas en material reciclable terminarán las motos Honda falsificadas que un tribunal de Iquique ordenó destruir a mediados de noviembre, en una inédita sentencia por infracción a la ley de propiedad intelectual.

Convertidas en material reciclable terminarán las motos Honda falsificadas que un tribunal de Iquique ordenó destruir a mediados de noviembre, en una inédita sentencia por infracción a la ley de propiedad intelectual.

La firma japonesa decidió poner fin así al bullado caso que la tuvo durante meses persiguiendo a los comerciantes asiáticos que ingresaban copias de dos de sus exclusivos modelos bajo la marca Haoda.

El conflicto se inició en agosto 2010, cuando el estudio de abogados Sargent & Krahn en representación de Honda presentó una querella criminal en contra de AYJ import-export por infracción de diseños industriales.

El proceso judicial fue presentado ante el juzgado de garantía de Iquique y concluyó en marzo de 2011, luego de que los imputados fueran obligados a destruir las máquinas y se comprometieran a no volver a importar otras unidades de las mismas características.

Las motos serán trasladadas de Iquique a Santiago, donde serán desmanteladas para el reciclaje de sus piezas.