En suspenso quedó la venta del Club de Deportes Antofagasta (CDA) al empresario inmobiliario Aníbal Mosa. Según fuentes ligadas al proceso, el tema está congelado -por ahora- a la espera de que amaine la fuerte oposición local al negocio y a las elecciones en el directorio de Colo Colo, club del cual Mosa es el segundo principal accionista.

  • 29 febrero, 2012

En suspenso quedó la venta del Club de Deportes Antofagasta (CDA) al empresario inmobiliario Aníbal Mosa. Según fuentes ligadas al proceso, el tema está congelado -por ahora- a la espera de que amaine la fuerte oposición local al negocio y a las elecciones en el directorio de Colo Colo, club del cual Mosa es el segundo principal accionista.

El empresario ofreció a la actual directiva del CDA invertir unos 40 millones de dólares tanto en la compra del equipo nortino como en la construcción de un complejo deportivo e inmobiliario en los terrenos adyacentes al estadio regional de Antofagasta.

Incluso a mediados de enero se reunió con la alcaldesa de la ciudad, Marcela Hernando para mostrarle su proyecto, ya que los terrenos son de propiedad comunal y deberían ser entregados en comodato.

Pero la fuerte oposición, que incluso ha llevado a ex dirigentes a interponer acciones legales, tiene el proyecto suspendido en momentos en que la actual directiva del club considera que el CDA debe ser enajenado sí o sí, producto de sus elevadas deudas.

A eso se suma la decisión de Mosa de competir por la presidencia de Colo Colo en las próximas elecciones que se efectuarán el 5 de abril. El empresario puertomontino está concentrado en ganar y si lo hace, renunciaría definitivamente al proyecto en el norte. Eso, porque la ley prohíbe a una misma persona tener más de un 5% de la propiedad de dos o más clubes a la vez.