Parecía imposible, pero Minera Escondida logró un poco más de aire en la dura negociación que mantiene con el Sindicato Nº 1 de Trabajadores en el marco de la renovación del contrato colectivo que venció a fines de julio. Las partes tenían hasta este lunes a las 23:59 horas para encontrar un acuerdo y evitar […]

  • 14 agosto, 2018

Parecía imposible, pero Minera Escondida logró un poco más de aire en la dura negociación que mantiene con el Sindicato Nº 1 de Trabajadores en el marco de la renovación del contrato colectivo que venció a fines de julio.

Las partes tenían hasta este lunes a las 23:59 horas para encontrar un acuerdo y evitar la paralización de cerca de 2.500 funcionarios, la que comenzaría a las 8 horas de hoy si es que los trabajadores no aceptaban la propuesta que les hiciera la empresa.

Pero, tras una larga negociación que se extendió hasta cerca de las 1 de la mañana de este martes, ambas partes acordaron extender la mediación que está realizando la Dirección del Trabajo en un día, por lo que tienen hasta la medianoche de hoy para sellar un pacto que evite una nueva paralización, la que se prevé será extensa.

Las posiciones se han ido acercando. Ayer, el sindicato de Minera Escondida hizo una contrapropuesta a la empresa, de la que esperaba respuesta para poder avanzar. Este mayor plazo se interpreta como un avance, dado que los trabajadores habían manifestado que la mediación no se extendería si no veía voluntad de la empresa en una serie de puntos.

La última oferta de la empresa consideraba un bono por término de negociación de $ 18 millones, considerando un crédito blando. En su petitorio inicial, los trabajadores pedían $ 26 millones.

“Si mañana logramos alcanzar una propuesta para ser considerada por las bases, se extenderá la mediación los días suficientes para hacer las asambleas con los socios, para que se decida su aceptación o rechazo”, dijeron en el Sindicato.

Fuente: Diario Financiero