El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una serie de investigaciones acerca de un presunto delito de soborno cometido por socios comerciales de Microsoft a las autoridades de los gobiernos de China, Rumania e Italia, con el objetivo de firmar contratos de software, relata el Wall Street Journal. Sin embargo, esta indagación se […]

  • 24 marzo, 2013
Oficina de Microsoft en China. Foto Flickr

Oficina de Microsoft en China. Foto Flickr

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una serie de investigaciones acerca de un presunto delito de soborno cometido por socios comerciales de Microsoft a las autoridades de los gobiernos de China, Rumania e Italia, con el objetivo de firmar contratos de software, relata el Wall Street Journal.

Sin embargo, esta indagación se encuentra en una etapa inicial, por lo que el gobierno de Barack Obama ha descartado acusar formal y apresuradamente a Microsoft y a las empresas involucradas de soborno.

“Como cualquier gran compañía con operaciones alrededor del mundo, a veces recibimos acusaciones sobre posibles conductas inadecuadas de empleados o socios comerciales. Cooperamos completamente con cualquier investigación del gobierno”, afirmó John Frank, vicepresidente de Microsoft, tras hacerse conocido este proceso.

La denuncia fue realizada por un ex representante de la compañía en China, quien acusa que la filial habría ofrecido a funcionarios locales regalos a cambio de la aprobación de una serie de contratos de software. También se investiga un caso de soborno con el Ministerio de Comunicaciones de Rumania y con el agentes gubernamentales de Italia.

Revise el artículo completo en Wall Street Journal.