Las buenas perspectivas del intercambio comercial entre Chile y el latinizado estado norteamericano.

  • 5 octubre, 2007

Las buenas perspectivas del intercambio comercial entre Chile y el latinizado estado norteamericano.

 

La Cámara Chilena Norteamericana de Comercio, con sede en Miami, está trabajando intensamente en una agenda que potencie los negocios entre Chile y Estados Unidos. Nuevas caras y una ciudad que alcanza crecientes dosis de protagonismo son una buena combinación en esta tarea.

 

Entre los años 2005 y 2006 el intercambio comercial entre Chile y Estados Unidos registró un aumento de 37,6%, llegando a 16 mil trescientos millones de dólares. De esa cifra, 2.400 millones corresponden a Miami, ciudad que se ha convertido en el puerto de entrada de América latina hacia Estados Unidos y en un terreno propicio para que los chilenos desarrollen negocios.

 

En este contexto, la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio con sede en Miami (una de las cinco cámaras que tiene Chile en Estados Unidos) está lanzada en un ambicioso plan de posicionamiento de las empresas chilenas y de desarrollo del comercio entre ambos países, poniendo especial énfasis en mirar más allá de la sola comunidad chilena y abrir la cámara a una mayor presencia de empresas estadounidenses. Esta nueva etapa está encabezada por Luis Eduardo Riquelme, gerente general de Lan Estados Unidos y presidente de la Cámara desde abril de este año y cuenta con el apoyo entusiasta de sus miembros, que hoy suman más de cuarenta empresas, la mayoría chilenas, pero también de algunas estadounidenses de peso, como Yahoo, DHL, Bank of America y Citigroup Smith Barney, entre otras.

 

-La efectividad de las Cámaras está dada por las personas que las componen y el tiempo que se dedica a ellas. Contamos con un grupo excelente de directores y muchas empresas que están jugadas por este proyecto. Nuestra idea es ser un punto de encuentro muy efectivo entre la comunidad empresarial de Chile y Estados Unidos, facilitar la creación de nuevos negocios y actuar como nexo entre las empresas socias con políticos, dirigentes o asociaciones de Miami, algo clave en las tareas de lobby que se requieren para desarrollar los proyectos, dice Luis Eduardo Riquelme.

 

La Cámara trabaja muy de la mano con el consulado y con Pro Chile, pero es ella la que está más cerca del mundo empresarial. Y su tarea no es menor, ya que debe generar proyectos y actividades lo bastante atractivos como para que las empresas se asocien y se mantengan aportando la cuota que corresponde, único medio de financiamiento aparte de lo que generan a través de ciertos eventos. La idea es crear valor, dice Ignacio Pomareda, gerente de inversiones de Terra Group y uno de los trece directores de la Cámara. Este ejecutivo destaca el muy buen momento que vive Miami, lo que crea inmejorables condiciones para las inversiones chilenas.

 

-Florida es uno de los principales socios de comercio de Chile y Miami es la puerta de entrada de Sudamérica a Estados Unidos. El 58% de las importaciones y exportaciones entre Estados Unidos y Sudamérica pasa por Miami, son 60 billones de dólares de intercambio, de los cuales 2,4 millones corresponden a Chile y si se le suma el distrito de Tampa se llega a 5 billones de dólares. El potencial de Miami es enorme, es cosa de ver el aeropuerto, que el año 2001 va a doblar su capacidad y la enorme cantidad de multinacionales estadounidenses que están ubicando sus headquarters para Latinoamérica en Miami, como Visa, Burger King, UPS y DHL.

 

Los datos comerciales no pueden ser más auspiciosos. Las exportaciones de Miami a Chile aumentaron un 17% el 2006 respecto al 2005, totalizando 1.600 millones de dólares, mientras que las importaciones de productos chilenos subieron un 27%, totalizando 795,7 millones de dólares. Desde que se firmó el TLC entre Chile y Estados Unidos el intercambio comercial entre ambos países ha crecido un 62% y solo en los dos últimos años el comercio entre ambos países subió un 37,6%. Además, la ciudad está en una carrera desenfrenada por entrar a la liga de las ciudades más importantes de Estados Unidos, a la par de Nueva York o Chicago. En esa estrategia es obvio que necesita desarrollar su potencial de negocios, sobre todo abordando los mercados de Centroamérica y Sudamérica, pero la transformación va mucho más allá y se materializa en un complejo plan –Miami 21– que contempla modernización de la infraestructura vial, aeropuertos, espacios residenciales, urbanismo y, en un lugar muy destacado, la actividad cultural.

 

En todas partes de Miami y, a pesar de la crisis del mercado inmobiliario que azota al país, se ven construcciones gigantescas en desarrollo. En el gran parque público de Biscayne se va a construir el Museo de Historia Nacional y el Planetario, lo que en conjunto con el Performing Art Center o la remodelación del Miami Orange Bowl, que quedará convertido en un estadio monumental, más la gran cantidad de galerías y centros de diseño que pueblan la ciudad, son ejemplos de la efervescencia que se vive en la ciudad. Como grafica Ignacio Pomareda, Miami dejó de ser sinónimo solo de playa y compras. “La ciudad crece a una velocidad que en el corto plazo la equiparará con otras como Nueva York. Si pensamos que el metro cuadrado en Manhattan vale en promedio 12 mil dólares y que en Miami el valor del m2 en el downtown es de 4.500 dólares, nos da una idea del enorme potencial de desarrollo”.

 

 

 

Cámara en acción

 

 

En la idea de crear valor para sus miembros, el directorio de la Cámara ha tendido redes y realizado actividades con importantes cámaras norteamericanas, como la Cámara de Comercio de Coral Gables, muy activa en Florida y la Greater Miami Chamber of Commerce, una de las cámaras de comercio más importantes de Estados Unidos. Con esta última, más Amcham y la Cámara de Comercio de Santiago, realizaron hace poco un evento en Chile enfocado al cine y al mercado inmobiliario.

 

A futuro, la actividad más importante es un seminario que se realizará en Miami en enero sobre el TLC entre Chile y Estados Unidos y donde la invitada estrella es la ex canciller Soledad Alvear. Además, están trabajando en conjunto con las cámaras española y argentina de comercio para que Diálogo Interamericano –una importante organización multinacional que reúne a destacadas personalidades del continente y de España, entre ellos el ex presidente Ricardo Lagos y que se reúne cada dos años en un gran evento donde se tratan temas políticos y económicos– acepte la invitación para reunirse en Miami, en vez de Washington, donde lo ha hecho tradicionalmente.

 

En esta tarea están involucradas todas las cámaras latinoamericanas y la idea es que Miami sea la sede definitiva del grupo, lo que sería una excelente vitrina para la ciudad y una importante oportunidad para las empresas, ya que a estos foros asiste gente de primer nivel. A esto se suman otra iniciativas específicas, como un seminario de tecnología y biotecnología que busca entusiasmar a empresas estadounidenses para que inviertan en Chile en esta área, un evento programado para noviembre y que harán en conjunto con Pro Chile y la embajada chilena en Estados Unidos sobre mercado inmobiliario, actividades con la sede en Miami de la Universidad Adolfo Ibáñez, un evento y la ya clásica Semana Gastronómica Chilena, patrocinada por Pro Chile y que es una vitrina muy importante para los productos de nuestro país.