La galería de arte rupturista del librero y coleccionista Sergio Parra cerró sus puertas el 30 de enero de este año. Estuvo abierta tres años al público en pleno Barrio Lastarria antes de terminar su ciclo. El poeta aclaró que terminó con “Metales Pesados Visual” porque ya no había mercado para continuar con la propuesta. […]

  • 6 diciembre, 2018

La galería de arte rupturista del librero y coleccionista Sergio Parra cerró sus puertas el 30 de enero de este año. Estuvo abierta tres años al público en pleno Barrio Lastarria antes de terminar su ciclo. El poeta aclaró que terminó con “Metales Pesados Visual” porque ya no había mercado para continuar con la propuesta. Antes de la galería, el local era usado por un restaurante que arrendó el sitio por 10 años con tarifa fija. Los últimos tres años, Sergio Parra lo subarrendó y no continuó con el contrato por el elevado precio del alquiler. En menos de siete meses, el local ubicado en Merced 316 fue ocupado por otro proyecto: la hamburguesería Holy Moly. El restaurante de comida rápida instaló una segunda sucursal en el antiguo espacio de la galería. La otra está ubicada a dos cuadras, en Merced 461. El escritor lo recuerda con nostalgia, pero espera que Holy Moly tenga éxito porque le encantan sus hamburguesas. “A veces empiezan a bajar la calidad cuando abren muchas sucursales, ojalá que se mantenga”.