Aunque el gigante alemán Daimler es líder global en vehículos comerciales, es primera vez que la marca de la estrella de tres puntas desarrolla una pick-up, y lo hace con todo el diseño, estilo y lujo de sus autos en una camioneta robusta, de excelente manejo y grandes condiciones todoterreno.

  • 31 octubre, 2018

No pocos se sorprendieron de la caravana de camionetas que se dirigía hacia Limache por la Ruta 68 a comienzos de esta semana. Se trata de las primeras pick-ups con el prestigioso logo de Mercedes-Benz en su frontal, un vehículo de trabajo que reúne la vasta experiencia del constructor en vehículos comerciales, con la genética de lujo, confort y estilo de los autos de su portafolio. ¿El resultado? La nueva Clase X.

Se trata de una camioneta mid-size que utiliza la plataforma de la Nissan NP 300, pero que se distingue completamente del modelo japonés, aplicando lo que Mercedes-Benz mejor sabe hacer: un excelente andar, incluso para un vehículo de carga, con una fuerte apuesta en diseño y lujo, en una propuesta que, según los ejecutivos de la marca, encontrará público tanto en sus compradores de automóviles como en los consumidores de vehículos de trabajo.

Exteriormente se muestra robusta, su parrilla frontal, similar a los SUV de la marca como el GLC, destaca en su estética con focos compuestos; un capó musculoso y pasos de rueda marcados, junto con un elegante logo en el portalón de la caja de carga, distinguen a la Clase X.

En Chile comenzará su comercialización con la variante X Power 250d 4Matics, que se vale de un motor diésel de 2.3 litros biturbo, para desarrollar una potencia de 190 HP con un torque de 450 Nm. Trabaja en conjunto con una transmisión automática de 7 velocidades y cuenta con el sistema de tracción integral acoplable 4MATIC, un sistema que es parte de sus amplias habilidades fuera del camino.

Su sistema de tracción permite acoplar y desacoplar por vía eléctrica los modos de tracción característicos de una camioneta 4×4, tracción trasera, 4 high (tracción total en velocidad) y 4 low (tracción total para terreno difícil de alto torque y baja velocidad). Cuenta como adicional con desmultiplicación “Low-Range” y bloqueo del diferencial en el eje trasero implementado de serie en la configuración para el mercado chileno, que añade poder de tracción para todoterreno. Equipa, además, la ayuda para descender pendientes DSR (Downhill Speed Regulation). Puede llevar una carga útil máxima de 1.067 kilogramos. Llegará en dos variantes de acabado, uno más urbano y otro decididamente off road, que integra pisaderas y llantas en negro.

Rodrigo Sepúlveda explicó que “en una primera etapa, la nueva Clase X de Mercedes-Benz llegará a Chile en la versión POWER 250 d 4MATIC, de origen 100% europeo, enfocada a clientes que otorgan prioridad al estilo, la versatilidad para diversas superficies y el confort. Además, durante el primer semestre de 2019 esperamos contar con una versión diésel V6 para el mercado nacional”.

Es en el interior y en la conducción donde la Clase X marca diferencias con su competencia. Un entorno definitivamente Mercedes-Benz les será familiar a quienes conducen uno de sus autos, materiales de alta calidad, pantalla de información central entre los instrumentos y una pantalla d 8,4 pulgadas son las interfaces entre el vehículo y sus ocupantes. Desde ahí se accede al sistema de entretenimiento, conexión con el teléfono y entretenimiento, además su cámara de 360 grados, que facilita maniobras de estacionamiento y en off road. Sistema de audio 2.0 con 8 altavoces, apertura y arranque del vehículo es Keyless Go y asientos calefaccionados para el conductor y acompañante, con ajuste eléctrico, son parte de su apuesta premium.

Clave en su diferenciación es su andar, tanto en carretera como en terreno difícil, bien insonorizada y con un trabajo de suspensión estupendo, es una de las pocas camionetas que se comporta de manera confortable sin carga, además ofrece muy pocos movimientos no deseados en la conducción. Sin duda las sensaciones de manejo serán parte de sus principales argumentos La nueva Clase X de Mercedes Benz, en su única variante se introduce a un precio de $26.370.000 + IVA.