Tal como en el tenis, el circuito del mundo automotor cuenta con sus “Grand Slams”. Se trata de los salones más reconocidos del mundo, que incluyen los salones del automóvil de París, Frankfurt, Tokio, Detroit y Ginebra, en Suiza, considerado el más neutral del selecto club.

  • 14 febrero, 2020

Tal como en el tenis, el circuito del mundo automotor cuenta con sus “Grand Slams”. Se trata de los salones más reconocidos del mundo, que incluyen los salones del automóvil de París, Frankfurt, Tokio, Detroit y Ginebra, en Suiza, considerado el más neutral del selecto club.

En esta oportunidad, la casa alemana Mercedes-Benz ya comienza a calentar el ambiente con sus lanzamientos, preparados para la cita suiza que este año se realizará desde el 5 al 15 de marzo. La gran novedad será la última evolución de su sedán medio Clase E, que ahora incluirá una variante híbrida. El Clase E es nada menos que el modelo más vendido de la marca en su historia, y en el Palexpo de Ginebra estrenará su décima generación, un decano en sedanes que acumula ventas por más de 14 millones de unidades, desde 1946.

Aunque venerable, se actualiza con lo último en tecnología, que incluye asistencias a la conducción de avanzada que están muy cerca de lo modos de conducción autónomos. Por ejemplo, una de sus innovaciones es el nuevo Asistente activo de control de crucero DISTRONIC con ajuste de velocidad en base a la ruta. Gracias a la información provista por LiveTraffic, el nuevo Clase E puede reconocer y responder al tráfico lento por anticipado, antes que el conductor sepa que en su ruta encontrará un atasco. Así, el nuevo Clase E, es capaz de reducir la velocidad como medida de precaución.

La integración de nuevas tecnologías de telemática con el automóvil y la información de tráfico, permite que el nuevo Clase E, tenga soluciones tan avanzadas como la capacidad de ayudar al conductor a crear una vía de escape anticipada en tráfico denso cuando se encuentra en una autopista con varios carriles, algunos congestionados y otros no.

También la última evolución del sedán medio de Mercedes-Ben agrega un frenado automatizado lateral, especialmente útil cuando se debe doblar en una esquina. más paquetes tecnológicos se agregan con una tendencia creciente: emotividad. Se trata de cómo el auto entiende las necesidades de su conductor y del entorno donde se desenvuelve.