El Banco de China, la tercera mayor entidad del país asiático, redujo en los últimos dos meses en 29% sus inversiones en títulos de deuda de Freddie Mac y Fannie Mae, generando una nueva alerta en el mercado financiero mundial. ¿La razón? Se estima que China tendría, al menos, unos 400 mil millones de dólares […]

  • 2 septiembre, 2008

El Banco de China, la tercera mayor entidad del país asiático, redujo en los últimos dos meses en 29% sus inversiones en títulos de deuda de Freddie Mac y Fannie Mae, generando una nueva alerta en el mercado financiero mundial. ¿La razón?

Se estima que China tendría, al menos, unos 400 mil millones de dólares invertidos en bonos de estas controvertidas agencias hipotecarias. Sumando los bonos del Tesoro estadounidense, reservas chinas por más de 900 mil millones están de¬nominadas en dólares. Por cierto que vender bonos de Freddie y Fannie aparece como una opción obvia para cualquier inversionista medianamente informado, pero una liquidación masiva pondría en aprietos la cotización del dólar y, probablemente, obligaría a la Fed a elevar las tasas de interés de forma más drástica que lo estimado inicialmente, afectando así el crecimiento de la economía.

Las esperanzas de los analistas están depositadas en que estas ventas sean una señal de reacomodo en los portafolios de inversión y no una fuga masiva. Después de todo, China y las principales naciones asiáticas serían las más perjudicadas con una devaluación del dólar, considerando la relevancia de la divisa en sus reservas.

Además de China, otros países con alta inversión en bonos de Freddie y Fannie serían Japón (con unos 250 mil millones de dólares), Rusia (entre 150 mil y 90 mil millones), Arabia Saudita y varios fondos soberanos de naciones petroleras, con al menos 200 mil millones de dólares.