Según cifras del Ministerio de Economía, el 70% de los negocios que cuentan con un mentor, sobrevive el doble de tiempo que aquellos que no.

  • 2 septiembre, 2019

En los últimos años Chile ha aumentado cada vez más su número de emprendedores. De hecho, según la OCDE, somos el país con más emprendedores per cápita del mundo. Sin embargo, solo el 8% de los emprendimientos supera los 42 meses de vida. Las mentorías son una de las tendencias que están ayudando a mejorar estas cifras.

Se le llama mentoring a la práctica por la que una persona con más experiencia y conocimientos, ofrece enseñar y guiar como tutor a un aprendiz, para que este pueda desarrollar sus capacidades y habilidades profesionales y así aumentar sus posibilidades de éxito laboral.

Esto se está viendo cada vez más en el país. Hay varias organizaciones que se dedican especialmente a facilitar este encuentro. Es el caso de Acción Emprendedora. Dentro de sus líneas de acción, cuentan con una red de mentores hace más de cuatro años, donde han realizado más de 250 relaciones de mentoría. Su foco está en los emprendedores más tradicionales, que llevan poco tiempo y necesitan consolidar sus negocios.

Nicolás Nardecchia, gerente corporativo de Acción Emprendedora, comenta que “es súper importante, particularmente para los emprendedores, el contar con este acompañamiento, sobre todo en las etapas iniciales, ya que les permite tener una visión más ampliada y evitar cometer errores por desconocimiento. En nuestra experiencia, aquellos emprendedores que cuentan con el apoyo de un mentor, tienen una mayor probabilidad de sobrevivencia, y logran crecer más rápido”.

“Algunos estudios muestran que los emprendedores que terminan exitosamente un proceso de mentoría, en promedio, logran aumentar un 40% sus ventas, y generar 1,7 empleos en el mediano plazo. Esto no quiere decir que siempre sea así, pero es un indicador de que la mentoría sí tiene beneficios”, destaca Nardecchia.

A esto se suma más evidencia. Una investigación hecha por UK Small Firms Enterprise Development Iniciative demostró que el 70% de los emprendimientos que recibieron mentoría, lograron mantenerse por más de cinco años o más, doblando a los emprendedores que no la obtuvieron.

Mentores por Chile es una de las iniciativas pioneras en mentoría del país. Nació en 2009 y hoy es la red más grande de este tipo: ya cuentan con 500 mentores, todos ejecutivos de alta dirección. Un estudio que realizaron junto a la consultora Ecuante, mostró que de un total de 327 emprendedores encuestados, casi un 80% señaló que la mentoría impactó “mucho” en el aumento de confianza y autonomía que ellos experimentaron. Mientras que un 15% indicó que jugó un rol “neutral” y solo el 6% dijo que había impactado poco.

Alejandrina Luarte, directora de Operaciones y Ecosistema en Mentores por Chile, señala que el perfil de los mentores son “empresarios y ejecutivos que quieren devolver la mano y apoyar a todos los emprendedores”.

Agrega que tener un mentor hoy es primordial para tener mayor éxito en los negocios. “Internacionalmente ya es un hecho que no puedes estar solo como emprendedor. Te preguntan quiénes son tus mentores, incluso para restarte plata. Y esto se ha ido instalando en Chile”, indica.

Froens es un ejemplo exitoso de negocios mentoriados. José María Cofré junto a sus socios Rodrigo García y Diego Tagle, participaron de un programa de Mentores por Chile hace dos años. Durante seis meses trabajaron con Cristóbal Hurtado, partner de 7A Private Equity, quien fue un gran apoyo para ellos en el negocio.

“Nos tocó un muy buen mentor. Me sirvió harto porque partí esta empresa a los 21 y cuando tomé a Cristóbal debo haber tenido 24 o 25. Me aterrizó de cómo es el mundo del retail. Te profesionaliza un poco más, te da el empujón. Ahora nos vemos una vez cada tres meses y nos juntamos y le pedimos consejos. Seguimos conectados hace tres años. Para las decisiones más importantes le preguntamos qué piensa”, explica Cofré.

Paula Loyola, fundadora y CEO de Women Talk Chile, participó también de este programa. Ha sido por varios años mentora, participando en Comunidad Mujer, y luego la invitaron a integrarse a Mentores por Chile.

“Fue muy buena experiencia porque uno recibe mucho más de lo que da. Te sirve para mantenerte conectada con distintas industrias, distintas personas, hombres y mujeres. La verdad es que es una especie de cable a tierra, de compartir mi experiencia. De poder también darte un tiempo de conversar gratuitamente sobre temas que uno tiene cierta experiencia, que te gustan y ojalá poder aportarle a otro que está partiendo”, dice Loyola.