En estos tiempos de Olimpiadas, Londres no recibió solamente a deportistas chilenos. También hubo espacio para el arte nacional en la capital inglesa. La chilena Catalina Pollak, junto a un equipo del Centre for Creative Collaboration, de la Universidad de Londres, instaló una obra de arte público en Malet Street Gardens, a pocas cuadras del […]

  • 20 agosto, 2012

En estos tiempos de Olimpiadas, Londres no recibió solamente a deportistas chilenos. También hubo espacio para el arte nacional en la capital inglesa. La chilena Catalina Pollak, junto a un equipo del Centre for Creative Collaboration, de la Universidad de Londres, instaló una obra de arte público en Malet Street Gardens, a pocas cuadras del British Museum.

La pieza, titulada Phantom Railings, es una instalación acústica interactiva que utiliza el movimiento de los peatones para evocar la presencia de una reja inexistente. De ese modo, apela a la iniciativa que, en plena Segunda Guerra Mundial, llamaba a democratizar el uso del espacio urbano.

La intervención se ubica en un antiguo jardín público en el centro de la capital. Utiliza un sistema de dispositivos acústicos con sensores infrarrojos que detectan y se activan siguiendo el movimiento de los transeúntes. El proyecto, que durará hasta el 20 de agosto, fue premiado con la marca ´Inspire´ de las Cultural Olympiads, una serie de actividades artísticas paralelas a las jornadas deportivas.