La marca McLaren es una de las pocas del exclusivo segmento de súper lujo, tan expresamente dedicada al desempeño. Relacionada con el motorsport desde sus orígenes, en 1963. Sus éxitos en distintas competencias, principalmente en Fórmula 1, le ha dotado de una vocación claramente deportiva en cada uno de sus modelos, por ello no deja de ser una grata sorpresa el lanzamiento de su agresivo roadster; el McLaren Elva.

  • 21 noviembre, 2019

El nombre refiere a chasis de los famosos M1A diseñados por Bruce McLaren en la década de 1960, desarrollados para la CanAm (Canadian-American Challenge Cup). Coj esta referencia la casa británica ofrece su primer auto de serie con cabina abierta, el descapotable Ultimate Series que promete ser el más radical y ligero de su gama.

“McLaren continúa ampliando los límites del desarrollo de superdeportivos e hiperdeportivos en busca de experiencias de conducción sobresalientes e incomparables para nuestros clientes y el McLaren Elva personifica ese espíritu pionero. El McLaren Elva M1A y sus sucesores son, en muchos sentidos, el verdadero espíritu de los autos súper ligeros y de motor central con los más altos niveles de rendimiento y excelencia dinámica” señaló Mike Flewitt, CEO McLaren.

El McLaren Elva lleva al extremo la obsesión por el desempeño y la experiencia del conductor, con un formato sin techo ni parabrisas, que recuerda los viejos roadsters, pero que cuenta con tecnología muy avanzada, como el sistema Active Air Management System (AAMS), que protege a los ocupantes manipulando el flujo de aire. Este sistema reconduce el aire del frontal por la salida del capó, creando una suerte de cúpula y evitando que el viento moleste a sus ocupantes. Sin embargo, también ofrecerá de manera opcional un parabrisas fijo.

El Elva, es nada menos que el modelo más liviano jamás presentado por McLaren, al contar con muchas partes fabricadas en fibra de carbono, tales como, el chasis y asientos, y frenos de cerámica de carbono sinterizado, lo que consigue bajar el peso.

Todas estas características no serían mucho, sin el impresionante motor de 4.0 lt , en configuración V8, biturbo de nada menos que 815 caballos de fuerza y 800 Nm de torque, que entrega una fuerza brutal a un chasis de bajo peso. El control de este poder pasa por una transmisión automática de doble embrague y siete marchas. ¿El resultado? acelera de 0 a 100 Km/h en 3 segundos, y puede llegar a los 200 km/h desde 0 en 6,7 segundos. La marca fabricará solo 399 unidades y su entrega comenzará a finales de 2020.