Cuando un superventas se renueva con motorización diésel, eficiente y poderosa, la competencia pone su atención y el público goza de las nuevas alternativas, y el caso de la nueva SUV CX-5 ahora con propulsor diésel es clave. Porque se trata de un modelo que en términos de ventas y, según las cifras de mayo […]

  • 16 agosto, 2018

Cuando un superventas se renueva con motorización diésel, eficiente y poderosa, la competencia pone su atención y el público goza de las nuevas alternativas, y el caso de la nueva SUV CX-5 ahora con propulsor diésel es clave.

Porque se trata de un modelo que en términos de ventas y, según las cifras de mayo de este año de ANAC (Asociación Nacional Automotriz de Chile), marcha segundo en ventas entre los hoy cotizados SUV.

La nueva motorización responde a un bloque de 2.2 litros, turbo diésel que entrega 188 caballos de potencia y 450 Nm de torque a los 2.000 giros de motor. La nueva mecánica SKYACTIV-D contiene pistones nuevos y un turbocompresor de geometría variable minimiza el turbo lag o la demora en subir la potencia cuando hay un turbocargador. Es así que el ahora el Mazda CX-5 entrega la agilidad, rendimiento y placer en materia de conducción, propio de las mecánica petroleras.

Esta nueva versión además incorpora sensores de estacionamiento delanteros y traseros, frenado de emergencia inteligente, sistema de asistencia y advertencia de cambio de carril, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero, entre otras características que se suman a su completo equipamiento en materia de seguridad.

La SUV incorpora además el sistema de tracción inteligente i- ACTIV AWD, que entrega potencia a sus ruedas traseras, permitiendo la salida del auto en terrenos de poca adherencia como los barrosos o con hielo.

El nuevo Mazda CX-5 con motorización 2.2 diésel ya se encuentra a la venta en la red Dercocenter a partir de $22.990.000.