Tras la muerte de George Floyd, The Washington Post encuestó a los ciudadanos estadounidenses. Según el medio, la proporción de los ciudadanos que confirman esta diferencia de trato ha aumentado en 15 puntos porcentuales en 6 años.
Por Antonia Di Filippo

  • 21 julio, 2020

Por primera vez en la historia, la mayoría de los blancos reconoció que las personas negras y minorías tales como los hispanos son discriminados por la justicia penal estadounidense. Un 62% de ellos así lo expresó en una encuesta que llevo a cabo The Washington Post del 12 a 15 de julio donde participaron 1006 personas. El resultado marcó una diferencia de 14 puntos porcentuales respecto de 2014. Además, el 97% de la población afroamericana reconoció que existe un trato desigual para ellos, cifra que en el caso de los hispanos alcanza un 68%.

Del mismo modo, la percepción de la población en torno a la fuerza policial se mostró negativa: un 52% de los estadounidenses dice no estar seguro de que la policía tenga el entrenamiento suficiente como para evitar el excesivo uso de la fuerza, número que también ha aumentado frente al 44% del 2014.

Según el estudio la mayoría de los adultos perciben los recientes asesinatos de afroamericanos como «un signo de problemas más amplios en el tratamiento de los negros por la policía”.

El diario asegura que el cambio de mentalidad varía según el partido político: “Con los demócratas cada vez más críticos con la policía desde 2014 y los republicanos con su alta confianza en la aplicación de la ley, la división partidista en las opiniones de cómo la policía trata a los negros se ha expandido”, señala el medio.

Por otra parte, el estudio demostró que la discriminación hacia la población afrodescendiente es general, ya que sus propias comunidades incurren en la misma falta: “Casi 8 de cada 10 estadounidenses negros dicen que los negros sufren discriminación racial en sus comunidades, incluyendo la mitad que dicen que sucede a menudo”, afirman desde el diario.

Black Lives Matter suma adeptos

 Después del asesinato de George Floyd -mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis- las reacciones y preocupaciones se intensificaron en Estados Unidos. Tal como muestra la encuesta el movimiento Black Lives Matter tiene un apoyo mayoritario de un 63% de los ciudadanos.

En cuanto a los partidos que muestran marcadas diferencias, los demócratas apoyan al movimiento en un 92% y los independientes en un 62%. En cambio, un 68% de los republicanos se oponen a él según las cifras arrojadas por el estudio.

Por otra parte, un 58% de los blancos apoya a Black Lives Matter, los hispanos por su parte representan un 74% y 9 de cada 10 afroamericanos están a favor de éste.