La marca británica acaba de introducir en nuestro país sus nuevos motores Ingenium que logra sacar de 2.0 litros de cilindrada, nada menos que 300 caballos de fuerza. ¿Los beneficiados? El deportivo F-Type y el SUV F-Pace.

  • 23 agosto, 2018

El dinamismo y la genética deportiva de una marca como Jaguar, va mucho más allá de ser pergaminos para mostrar y se vuelca a la práctica con la misión de entregar más potencia, con motores más pequeños, más eficientes y menos contaminante. Downsizing se denomina la tendencia y es la responsable del retorno de los motores turbo al mercado.

Bueno, Jaguar ha llevado esta tendencia a cifras impresionantes: un motor que, con dos litros de cilindrada, logra ofrecer nada menos que 300 HP de potencia, con el fin de brindar un dinamismo superior, pero con las ventajas de un motor más pequeño.

Es el motor más potente de cuatro cilindros jamás ofrecido por la marca, pero no sólo ofrece 300 caballos disponibles en el pedal del acelerador, sino que también 400 Nm de torque (expresión de la fuerza), lo que se traduce en el manejo, en un patente brío en cualquier condición.

Construido en el Centro de Fabricación de Motor de Jaguar Land Rover, en el Reino Unido, el motor Ingenium logra una reducción del peso del vehículo de 52 kilos. Tecnologías de avanzada le permite ofrecer características de alto rendimiento acompañadas por un bajo consumo de combustible. Cuenta con un mando de válvulas electrohidráulicas integrado, de última generación, con algoritmos desarrollados por Jaguar. Esta tecnología permite el control totalmente variable de las válvulas de admisión, desarrollo que extrae toda la potencia y torque generados por este motor turbocargado en todo el rango de revoluciones.

Entre otras innovaciones, se cuenta su múltiple de escape integrado a la culata, con alimentación del turbo mejoradas para una entrega de poder progresiva. Además, se mejora la gestión de cada una de las partes del motor con la finalidad de que todo su funcionamiento sea más eficiente, y la energía se traduzca en potencia y no se disipe en forma de calor.

Integrado al coupé deportivo F-Type, este nuevo motor Ingenium logra un consumo promedio de 13,8 kilómetros por litro, con una velocidad máxima de 251 km/h y va de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. En el SUV F-Pace, en tanto, logra un consumo de 12,9 kilómetros por litro,  con un torque de 400 Nm. Llega a los 100 kilómetros por hora -desde cero- en 6,1 segundos, más que bueno para un familiar.