Buscan la acción, la orientación a resultados y las oportunidades. Según un estudio de Thesis Consultores, el 61% de los ejecutivos chilenos prefieren el estilo “dominante”. En un segundo lugar, aparece el estilo “colaborativo” (24%), que se caracteriza por promover y entregar altos niveles de colaboración, buscar la máxima excelencia y fomentar el trabajo en equipo. Más abajo aparecen el “racional”(11%) y en último puesto el “negociador” (4%).

Estos resultados –obtenidos mediante encuestas a 400 gerentes de primera línea- reflejan que las empresas chilenas consideran efectivo el estilo “dominante” a la hora de asegurar el éxito en la consecución de objetivos organizacionales y empresariales. La preferencia de este perfil se exacerba en sectores como la construcción y el retail, dos industrias en las que se sobrevalora la obtención de resultados en el corto plazo. Pero si bien el estilo “dominante” tiene muchas ventajas para el funcionamiento de las organizaciones -dado su fuerte orientación a los resultados-, a juicio del estudio presenta muchas desventajas, ya que puede producir mucha competencia entre los equipos gerenciales y un bajo interés en lograr consensos en situaciones complejas. En pocas palabras, equipos difíciles de gestionar, en los que cuesta mucho desarrollar un proyecto empresarial consensuado.

  • 4 octubre, 2011

Buscan la acción, la orientación a resultados y las oportunidades. Según un estudio de Thesis Consultores, el 61% de los ejecutivos chilenos prefieren el estilo “dominante”. En un segundo lugar, aparece el estilo “colaborativo” (24%), que se caracteriza por promover y entregar altos niveles de colaboración, buscar la máxima excelencia y fomentar el trabajo en equipo. Más abajo aparecen el “racional”(11%) y en último puesto el “negociador” (4%).

Estos resultados –obtenidos mediante encuestas a 400 gerentes de primera línea- reflejan que las empresas chilenas consideran efectivo el estilo “dominante” a la hora de asegurar el éxito en la consecución de objetivos organizacionales y empresariales. La preferencia de este perfil se exacerba en sectores como la construcción y el retail, dos industrias en las que se sobrevalora la obtención de resultados en el corto plazo. Pero si bien el estilo “dominante” tiene muchas ventajas para el funcionamiento de las organizaciones -dado su fuerte orientación a los resultados-, a juicio del estudio presenta muchas desventajas, ya que puede producir mucha competencia entre los equipos gerenciales y un bajo interés en lograr consensos en situaciones complejas. En pocas palabras, equipos difíciles de gestionar, en los que cuesta mucho desarrollar un proyecto empresarial consensuado.

Buscan la acción, la orientación a resultados y las oportunidades. Según un estudio de Thesis Consultores, el 61% de los ejecutivos chilenos prefieren el estilo “dominante”. En un segundo lugar, aparece el estilo “colaborativo” (24%), que se caracteriza por promover y entregar altos niveles de colaboración, buscar la máxima excelencia y fomentar el trabajo en equipo. Más abajo aparecen el “racional”(11%) y en último puesto el “negociador” (4%).

Estos resultados –obtenidos mediante encuestas a 400 gerentes de primera línea- reflejan que las empresas chilenas consideran efectivo el estilo “dominante” a la hora de asegurar el éxito en la consecución de objetivos organizacionales y empresariales. La preferencia de este perfil se exacerba en sectores como la construcción y el retail, dos industrias en las que se sobrevalora la obtención de resultados en el corto plazo. Pero si bien el estilo “dominante” tiene muchas ventajas para el funcionamiento de las organizaciones -dado su fuerte orientación a los resultados-, a juicio del estudio presenta muchas desventajas, ya que puede producir mucha competencia entre los equipos gerenciales y un bajo interés en lograr consensos en situaciones complejas. En pocas palabras, equipos difíciles de gestionar, en los que cuesta mucho desarrollar un proyecto empresarial consensuado.