El conductor del tren que se descarriló en Santiago de Compostela, Francisco José Garzón admitió que estaba distraído hasta el punto de no saber en qué parte de la ruta se encontraba. Garzón dijo que pensó que todavía no había llegado al lugar donde se debe reducir la velocidad de los trenes de 200 millas a […]

  • 29 julio, 2013

Tren España Foto.Efe

El conductor del tren que se descarriló en Santiago de Compostela, Francisco José Garzón admitió que estaba distraído hasta el punto de no saber en qué parte de la ruta se encontraba. Garzón dijo que pensó que todavía no había llegado al lugar donde se debe reducir la velocidad de los trenes de 200 millas a 80 km, precisamente en la curva del accidente. El maquinista explicó que cuando trató de parar, ya era demasiado tarde.

Después de declarar el domingo, el piloto, de 52 años, recibió libertad bajo fianza en espera del juicio. Fue acusado del asesinato de 79 personas y de lesiones, cometidos por imprudencia profesional, dijo el tribunal en un comunicado emitido a última hora del domingo.

Entre las medidas cautelares se le impone la obligación de comparecer ante el tribunal cada semana, la confiscación de su  pasaporte y la inhabilitación para conducir trenes.

Más información en La voz de Galicia