Esta mañana en el Parque Víctor Jara se dio a conocer el Mapa de la Vulnerabilidad, una alianza público-privada impulsada por el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, que busca identificar, priorizar y gestionar, buscando cómo ayudar a los grupos vulnerables y dar una nueva mirada a la superación de la pobreza.

  • 16 octubre, 2018

“La última Casen nos dijo tres cosas: Chile redujo su capacidad de combatir la pobreza; la pobreza multidimensional está estancada; y tercero, las desigualdades están creciendo. Por eso este proyecto, que identificó 16 grupos vulnerables, se complementa con un compromiso. No basta con tener un buen diagnóstico, ni siquiera con tener buenas intenciones. Yo no pongo en dudas las intenciones de todos los gobiernos anteriores. Se requiere mucho más, por eso este mapa de la vulnerabilidad y el compromiso país son fundamentales”, con estas palabras el Presidente de la República, Sebastián Piñera, lanzó esta mañana el programa estrella del gobierno para superar la pobreza en el Parque Víctor Jara.

En la actividad que contó con la participación de una decena de sus ministros y miembros del empresariado, la academia y la sociedad civil, el presidente dijo que “3,6 millones de chilenos y chilenas son pobres desde un punto de vista multidimensional. Por múltiples razones, porque no tienen vivienda, porque no tienen educación, viven en hacinamiento u otros”, explicó el mandatario, añadiendo que la idea del gobierno es identificar los distintos por grupos para poder “focalizar las políticas públicas”.

De esta forma, y por medio de encuestas y cruce de cifras de la Casen y el Ministerio de Desarrollo Social, se definieron 16 grupos vulnerables, en torno a los cuales se conformarán 16 equipos, integrados cada uno por un ministro, un académico, un representante de la sociedad civil, una persona de los propios sectores afectados y un empresario: Paola Luksic, Bernardo Matte, Luis Enrique Yarur, Sandro Solari, Lázaro Calderón y Roberto Angelini son algunos de los cerca de 20 que ya se han unido.

Algunos de estos grupos ya están funcionando, como el que apunta a la rehabilitación de los presos, integrado por el ministro de Justicia, Hernán Larraín; Sergio Torretti, expresidente del gremio de los constructores; y Alejandra Pizarro, de la Comunidad de Organizaciones Sociales (COS).

La idea es que estos grupos funcionen como verdaderos directorios. Que le hagan seguimiento a los temas y establezcan prioridades y metas. Por ello, lo que más se les ha pedido a todos los participantes es “tiempo” y dedicación.

Estas mesas deberán diseñar propuestas de políticas públicas que impacten a la población en situación de pobreza multidimensional. El programa también incluirá una implementación regional.

Sobre los 16 grupos habrá un comité coordinador que integran el ministro Alfredo Moreno; el presidente de la CPC, Alfonso Swett; los rectores de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, y de la UC, Ignacio Sánchez, y Alejandra Pizarro, directora ejecutiva de la Comunidad de Organizaciones Solidarias.

El plan pone el foco en la pobreza multidimensional, por sobre la pobreza de ingresos, generando a su vez un trabajo colaborativo y de “corresponsabilidad” en la búsqueda de soluciones, de manera de conseguir resultados y generar políticas públicas.

 

Algunas de las cifras que se dieron a conocer son:

  • 1.431.162 personas reside en una vivienda sin acceso a servicios sanitarios básicos (acceso agua potable y/o baño)
  • 490.874 mujeres que fueron víctima de violencia intrafamiliar no tiene ingresos propios.
  • 43.003 familias viven en campamentos y casi 484.822 en hacinamiento.
  • 6.656 niños, niñas y jóvenes se encuentran en residencias del SENAME
  • 1.495 localidades aún no tienen conexión a internet.
  • 100.000 personas se encuentran en el Sistema penitenciario, sin acceso a programas de rehabilitación y capacitación.
  • 983.505 personas pertenecientes a pueblos indígenas se encuentran en el 40% más pobre.
  • 12.416 personas se encuentran en situación de calle.
  • 253.209 familias tienen uno o más de sus integrantes con dependencia moderada o severa, del 40% más pobre.
  • 425.487 personas mayores de 18 años hay desempleadas y buscando trabajo por 3 meses o más o que no cuentan con contrato laboral, pertenecientes al 40% más pobre.
  • 2.368.029 de personas que viven en hogares donde uno de sus integrantes dice haber presenciado, en el último mes, tráfico de drogas o una balacera.
  • 11.087 personas del programa AUGE GES se encuentra en lista de espera, con garantía de oportunidad vencida.
  • 161.000 adultos mayores y personas con discapacidad o con dependencia, que viven solos o institucionalizados que pertenecen al 40% más pobre.
  • 72.788 niños, niñas y adolescentes entre 5 y 18 años no asisten a un recinto educacional.
  • 4.910.889 mayores de 18 años no se encuentran estudiando y no han completado los 12 años de escolaridad.
  • 692.986 personas con consumo problemático de alcohol y/o drogas.