Pésimas noticias para Enjoy. Durante el primer semestre del años, incrementó en un 54% las pérdidas. Si en igual período de 2017 la cifra era de US$ -9,8 millones, en 2018 alcanzó US$ -15,2 millones. Según informó la compañía al regulador, los malos resultados son consecuencia de los “gastos asociados a los prepagos de los bonos Serie […]

  • 24 agosto, 2018

Pésimas noticias para Enjoy. Durante el primer semestre del años, incrementó en un 54% las pérdidas. Si en igual período de 2017 la cifra era de US$ -9,8 millones, en 2018 alcanzó US$ -15,2 millones.

Según informó la compañía al regulador, los malos resultados son consecuencia de los “gastos asociados a los prepagos de los bonos Serie C,E y del prepago parcial del Bono Internacional”.

Por otro lado, los ingresos se mantuvieron estables (+0,72%), totalizando US$ 227 millones en el acumulado. Estos fueron impulsados por un mejor desempeño en las unidades de negocio de Chile y Uruguay.

En el análisis por negocios, el segmento Gaming, que corresponde al negocio de operación de casinos de juego, incrementó sus ingresos 2,4% en el acumulado. Lo anterior, a raíz de “mayores ingresos en las unidades de negocio de Punta del Este y las unidades de negocio de Chile”, detalló la compañía en su análisis razonado.

En tanto, en el área Non Gaming, es decir, el negocio de hoteles y restaurantes, los ingresos cayeron 4,9%, como consecuencia “la disminución de ingresos en el hotel Enjoy Punta del Este, y de alimentos y bebidas en las unidades de Chile”, señala el escrito.

Mejora tendencia de títulos

Humphreys cambió la tendencia de los títulos de deuda de Enjoy a favorable. En tanto, los bonos fueron clasificados en “Categoría BBB”.

Lo anterior, a raíz de la reestructuración de deuda que debiese ocurrir durante el segundo semestre del año.

Esto “implicaría un plan de vencimientos que disminuirá sustancialmente la presión a la liquidez durante los próximos cuatro años y, por ende, contribuirá a que la administración enfocase sus esfuerzos en mantener o mejorar el rendimiento de los distintos casinos y, si fuere el caso, a materializar nuevas inversiones”.

En el caso de los bonos, en l fundamento para la clasificación destacan “las características propias del negocio, por su capacidad para generar flujos una vez consolidadas sus unidades operativas”.

Fuente: Diario Fianciero