Ya va siendo hora de que, más allá de los Scorsese, Mann y hermanos Coen, se reconozca a otros cineastas estadounidenses que por años han trabajado formatos menos taquilleros pero igualmente notables. La obra de directores como John Sayles, Erroll Morris y Ross McElwee ha sido reivindicada a través del DVD, y ahora parece ser […]

  • 4 abril, 2008

Ya va siendo hora de que, más allá de los Scorsese, Mann y hermanos Coen, se reconozca a otros cineastas estadounidenses que por años han trabajado formatos menos taquilleros pero igualmente notables.

La obra de directores como John Sayles, Erroll Morris y Ross McElwee ha sido reivindicada a través del DVD, y ahora parece ser el turno del más esquivo de todos: Charles Burnett. Acaba de editarse su debut, Killer of sheep (1977), extraordinaria visión de la clase obrera de Los Angeles y uno de los grandes fi lmes americanos de todos los tiempos, que por años estuvo fuera de circulación debido a problemas de derechos musicales. Lo bueno de este rescate es que a Burnett no le ocurrirá lo de Orson Welles: apenas tiene 63 años y se encuentra en plena actividad, listo para emprender sus obras de madurez.